Nuevas Aperturas

Restaurante La Esquina: Kitchen&coffee

por Lila Ortega on Diciembre 30, 2015 · 1 comentario

La Esquina -combi 2-comerconlila

“Con el descubrimiento de La Esquina, este 2016 comienzará muy bien gastronómicamente”

El nombre me decía muy poco. La Esquina puede ser cualquier cosa, y su localización, en el Triangle (confluencia de las calles Bergara y Balmes) colmaba mi imaginación de coches, turistas, cocina fácil y ruido, por fortuna la poesía aparece intempestivamente en las más pequeñas cosas…

La Esquina-sala-comerconlila

En lugar de un sitio “para guiris agotados” me encontré con un local cosmopolita y actual, con decoración rústica pero no de “manual” como tantas que han proliferado y una confluencia de detalles que me transportaron rápidamente a los cafés y restaurantes pequeños de Portobello Road. Entendí cuando vi a Alan Stewart, un joven chef londinense, que se aplicaba en su mesa de trabajo montando los deliciosos platos que los comensales íbamos pidiendo a un equipo de servicio que destilaba amabilidad y cercanía.

Fui un medio día, con my amiga Ivana quien con su alma de fotógrafa se encontraba en su salsa. Como amantes de la comida y de los viajes My little things y yo estábamos entusiasmadas pues la propuesta del medio día es absolutamente novedosa: un menú COMBI, de platos combinados creado con lo que parece una clara vocación del balance y como un tributo al producto y a quienes amamos la tierra y sus regalos…

Podíamos elegir 3 opciones de las 9 que hay en el menú para componer nuestra propia sinfonía de verduras, proteínas y carbohidratos o legumbres. Os prometo que no es asimilable a las mezcolanzas “nutritivas” de algunos vegetarianos o restaurantes con “vocación” saludable… Aquí sentí que era verdaderamente posible ser absolutamente feliz gastronómicamente hablando, sin renunciar a la salud. Por otra parte, cada ingrediente que saboree tenía el color y el aroma inconfundibles del producto artesano o de pequeño proveedor con sutiles matices y aromas.

Una característica del local es que cambian cada día el menú así que me sentí feliz porque La Esquina es uno de esos restaurantes, cafeterías, puntos de encuentro, templo, que se queda en tu top 5 por la accesibilidad de la propuesta: ubicación, precio, carta, producto, horarios, atención y servicio. Lo tiene todo.

Mi COMBI fue lo más acertado, aunque me costó trabajo elegir, todo me llamaba poderosamente la atención: Crema de chirivía, una crema untuosa como de terciopelo con aromas perfumados y frescos que resultaba reconfortante y cálida, me gustaría que estuviera cada día en la carta porque es de esos platos que vas a buscar a un sitio una y otra vez… también pedí las lentejas con calabaza y queso de cabra, una mezcla fresca y deliciosa con las materias primas de calidad y que combinaban a la perfección y arenque ahumado (como los que encuentras en los mercados londinenses) con brocolí tierno y salteado brevemente con unos sabores equilibrados y preciosos. Mi amiga Ivana, tomó la misma crema (no se habría perdonado no hacerlo), cuscús lleno de mezclas divertidas con remolacha y menta y el pollo con coles de Bruselas… El acto de combinar platos creativos y deliciosos se convierte en un juego de cooperación con la propuesta del chef, alquimia pura.

la-esquina-collage-2

De postre un cheesecake que era más una interpretación del famoso postre, con espuma de queso y galletas que es una perdición y el típico pudding inglés (tarta de pan) con una crema inglesa en la que la vainilla y la textura suave, como el olor de un bebé recién nacido eran inolvidables.

La carta de los brunchs y las cenas es muy elaborada y el ticket medio saldrá un poco más que al medio día, pero estoy deseando darme un homenaje. ah… y EL CAFÉ…

FICHA:

Ciudad: Barcelona
Dirección: Carrer de Bergara, 2
Teléfono: 937 687 242
Horarios: De Lunes a Miércoles de  8:00 a 20:00, Jueves y Viernes de 8:00 a 1.00h, Sábados de 10:00 a 01:00 y Domingos de 10:00 a 18:00h
Precio Medio: medio día 15€ por las noches entre 25 y 30 sin los vinos

NOTA: Las fotos me salieron bastante tristes y me apena porque en La Esquina todo es bonito y mis fotos no le hacían justicia al plato, así que os ilustro mi crónica con fotos de la casa que corresponden mejor a lo que hallaréis cuando La Esquina se convierta en uno de vuestros favoritos.

{ 1 comentario }

Restaurante-Verne-comerconlila-sala

“Mire el océano, profesor. ¿No está dotado de vida real? ¿No tiene sus arrebatos de cólera y de ternura?”

Julio Verne: 20.000 leguas de viaje submarino.

Cuando me invitaron a conocer el restaurante Verne al principio no sentí nada especial, si acaso una idea vaga del tipo “ya no sabemos qué inventar” después vi las fotos del local y me pareció tan bonito que no pude resistir la curiosidad pensando que “lo temático” podría devorarse a lo “gastronómico”. Al entrar a la sala me puse en ánimo juguetón. La decoración con grandes medusas de papel en el techo y en los muros una proyección realista y colorida de fondo marino daban un ambiente peculiar y agradable. Entrar en el Nautilus fue más de lo mismo, diversión y curiosidad a partes iguales. Seguía sin esperar demasiado de la comida.

Restaurante-verne-comerconlila-nautilus

En el recorrido por el restaurante vimos fotos de escafandras y marinos, vimos maquinaria y tuberías y los tentáculos del mítico Kraken, entrando por la nave. El camarero amable y desenvuelto y nuestro anfitrión nos hicieron sentir como en casa. La cosa no comenzaba nada mal. En las mesas cercanas a la mía había una pareja de inglés con catalana y en otra tres chicas francesas. El camarero se dirigía a ellos siempre de un modo asertivo y amable como lo hizo con nosotros todo el tiempo.

En la mesa la carta escrita a mano como un parte de la nave, en la que al lado de cada plato se especificaba la procedencia de las materias primas (un detalle que me encantó) y el precio que para comenzar me pareció bastante discreto.

Para beber pedimos cerveza artesanal Brutus: dorada y aromática, ligera y fresca. El primer platillo fue un Bloody Mery para beber con cuchara, con el punto justo de picante y alcohol y un detalle agradable y acertadísimo, berberechos preparados al vacío, en su punto de cocción y textura super agradable. La mezcla deliciosa (4,20€)

restaurante-verne-comerconlila-boquerones-romesco

Seguimos con una ración de boquerones en vinagre aderezados con una salsa romesco y pistachos garrapiñados (4 boquerones la ración para dos personas) que estaban muy sabrosos, el pistacho y el romesco le quitaban la acidez al vinagre habitual. Una mezcla amable. (6,35€)

La ración de patatas bravas estaba sobresaliente… con tres salsas: romesco, denso y casi dulzón, alioli con los ajos confitados que lo hacen más suave y salsa brava que como no, pica y tiene el intenso aroma de pimentón ahumado. El chef la describe como brava achorizada y entiendo porqué. El alioli ligero, suave y discreto como terciopelo y la romesco de intensidad intermedia consiguen una buena combinación de grados de intensidad. (4,50€)

restaurante-verne-croquetas-polloasadoyjamon-comerconlila

Mientras comemos comentamos complacidos la buena experiencia. Estos platillos con estos precios están haciendo un muy buen balance entre la calidad y el precio, pero llegan las 4 croquetas de pollo asado y jamón, (4,90€) hechas con la receta de la bisabuela del chef y nos enamoran… vienen acompañadas con una salsa de wasabi tan ligera que no aporta nada excepcional a las croquetas… pero es que a estas croquetas no les hace falta ningún adorno, su textura, la fritura perfecta, la bechamel densa, llena de tropezones hacen honor al homenaje del bisnieto.

restaurante-verne-pulpo-parmentierpatata-comerconlila

Y cuando ya me tienen convencida de que el restaurante VERNE no es un parque temático, viene el que para mi fue EL PLATO ESTRELLA de la noche: un aromático pulpo braseado con parmentier de patata y aceite ahumado. En el momento de su llegada a la mesa caigo en cuenta de que los platos en Verne tienen aromas poderosos, pero el restaurante no huele a comida… noto que durante toda la experiencia he percibido con fuerza los aromas de cada plato y me gusta. El pulpo tiene el punto de cocción ideal y la patata y el aceite le acompañan como en un vals. Santiago el fotógrafo casi no puede contenerse para hacer la foto… aguantamos con paciencia mientras dispara aunque mis manos se dirigen a la cuchara y pienso de nuevo en el kraken y en Julio Verne y su clarividencia y en la apuesta de estos restauradores que se atreven con una propuesta diferente y que consiguen que quieras jugar.

restaurante-verne-costillar-cerdo-pedroximenez-comerconlila

Seguimos con unas costillas de cerdo a baja temperatura, con reducción de PX (10,20€) que están untuosas y con el sabor auténtico de la carne, que se combina con los jugos de la reducción que aparece tan solo como un beso furtivo pero apasionado.

restaurante-verne-coulan-chocolate-helado-mandarina-comerconlila

Para terminar un coulant de chocolate al estilo parís con helado de mandarina y decoración de dulce de leche (si, yo también estoy hasta el gorro del coulant, pero este es diferente! es casero y el helado de mandarina le va como anillo al dedo).

Después de probar estos platillos alucino con los menús: el Nemo de 15€ con 4 platos y el Nautilus que por 20€  te da 5 platos y postre con pan y copa, y entre los del segundo está también el pulpo… Es de las mejores relaciones calidad precio de mis últimos descubrimientos.

También tienen una carta de cocteles interesante y ambientazo para alargar la velada.

Ficha:

Ciudad: Barcelona
Dirección: Aribau 150
Teléfono: 637 116 723
Horario: Martes a Sábado de 20:00 a 03:00
Precio Medio: 25 carta o 15€ y 20€ si pides algunos de los menús.
A partir de Enero 18 abrirán a medio día.

 

 

{ 0 comentarios }

Cachitos Diagonal_ ambiente_comerconlila

Había estado en Cachitos de la Rambla Catalunya, tres veces, siempre con amigos de fuera que al llegar a la altura de sus mesas en la calle, vestidas como si se tratara del Waldorf, se plantaban y me exigían comer ahí. Yo renegaba un poco,  y después y sin pudor disfrutaba como loca del ambiente cuidado y del servicio que en un lugar para tapear al uso pocas veces encuentras. En una de las 3 ocasiones tomé un arroz que estaba pasado de punto y me enfadé bastante porque no te lo esperas en un local como aquel. Afortunadamente pude encontrar una nueva oportunidad que no defraudó, al contrario.

Cachitos Diagonal_(c)jmarc ferrer_jamon

Cuando me invitaron a la presentación de Cachitos Diagonal, no me sorprendió encontrarme con bloggeras y periodistas de moda y con los abrazos y besos de mis amigos dedicados a reportar la vida mas glamorosa de Barcelona. Cachitos es un lugar para ver, para ser visto, para quedarse largo rato y hablar alto y reír.

Cachitos es un lugar en el que te sientes exitoso y tocado por la fortuna, y además comes tapas de toda la vida elaboradas con mimo y buena materia prima. En Cachitos suceden historias de amor, flechazos, y parece el entorno preciso para una película de Almodovar pero en versión alta costura.

Cachitos Diagonal_(c)jmarc-alcachofas

Me gustó llegar en esa noche fría y conversar en la barra con Estrella Salietti la decoradora del local tan estilosa como el sitio, llena de contrastes y simpatía, pero sobre todo con una vitalidad de quitarse el sombrero. Me gustó disfrutar del ambiente auténtico, lleno de guiños al imaginario que tienen los turistas de la españolidad y me gustó muchísimo el jamón ibérico que nos pasaron para abrir la velada, comí con fruición las croquetas de textura ideal ni muy firmes ni muy líquidas e intensas con jamón jamón, y las alcachofas fritas en rodajas finísimas sin nada de grasa coronadas con un huevo frito como dios manda, pero me gustó más si cabe una de las mejores ensaladillas rusas que he comido con abundante atún del bueno, y me sorprendí positivamente con las albondiguillas con patata que estaban sabrosas con una salsa cálida y amorosa como un beso de la abuela. Despúes llegó la oportunidad del arroz con alcachofas y me reconcilié con ese arroz antiguo que me había decepcionado. El punto y el sabor equilibrados y perfectos. Me gustó estar en Cachitos esa noche fría y quise seguir con la sangría hasta altas horas de la noche que me supo a poco, me gustó querer volver inclusive sin los amigos turistas. Me gustó Cachitos.

FICHA:

Ciudad: Barcelona
Dirección: Av Diagonal 508 cp: 08006
Teléfono: 932527381

 

{ 0 comentarios }

Carles Abellan reinventa los bocadillos de longaniza en Yango

Febrero 24, 2015

Hoy estuve en una fiesta mañanera. Una cita para la presentación de Yango: Urban food. Un localito minúsculo en el mercado de la Boquería en el que se preparan longanizas viajeras, esto es adaptaciones internacionales de nuestra amadísima longaniza. Pero hay más y es ese espíritu cosmopolita que habita muchos de los platos de Carles Abellan: Riesgo, […]

Sigue leyendo →

Restaurante Macondo: cocina, y alegría caribeñas

Enero 19, 2015

Con un nombre tan sonoro y cargado de significado se atrevieron los socios fundadores de este rinconcito caribeño en Barcelona. En el Macondo de Garcia Márquez, la cruda realidad se teñía de magia. La magia de quien mira. Mágica puede ser la interpretación que hacemos de las cosas que no entendemos. Un poder que tenemos todos y que a veces olvidamos. La […]

Sigue leyendo →

La pastería: restaurante y punto de elaboración y venta de pasta artesanal

Diciembre 3, 2014

Me gustan las nuevas aperturas y más si nos permiten facilitarnos el día a día con alternativas sencillas y económicas. La Pastería es una de esas aperturas que tienen un poco de todo: punto de venta de pasta cruda para llevar a casa, punto de venta de pasta hecha para comer en el despacho o […]

Sigue leyendo →

Restaurant Taverna El Guindilla

Diciembre 1, 2014

El Guindilla es un espacio moderno, festivo e informal que ha abierto recientemente dos puntos en Barcelona (en la plaza de la Barceloneta y en El Born). Yo pensé en mis hermanas que vienen a visitarme una vez al año y que adoran la oferta de tapas “típicas” de España, pues en este espacio está […]

Sigue leyendo →

Casanova Beach Club Restaurante

Noviembre 27, 2014

Cuando me invitaron a conocer el CBC Casanova Beach Club en Casteldefels pensé en un sitio chulo (había visto las fotos de la página web) en el que el ambiente es la principal baza y la comida actúa como el acompañamiento de un espectáculo de luces. Afortunadamente me equivocaba. Este rincón ibicenco a 20 minutos de Barcelona es además una pequeña […]

Sigue leyendo →

SushiBou

Noviembre 20, 2014

Aunque uno de los placeres que obtengo de la comida tiene que ver con este blog y mi deseo de recomendar y compartir con quienes me leen los restaurantes que más me gustan a veces, solo a veces, el demonio le gana a mi parte generosa y querría quedarme con el secreto para mi solita. Con Sushibou […]

Sigue leyendo →

Restaurante OhBo Organic Café

Noviembre 18, 2014

La semana pasada tuve la ocasión de vivir momentos inolvidables, que en mi caso con mucha frecuencia están asociados con la buena mesa y todo lo que ella representa. Me invitaron a probar el  OhBo Organic Café y como uno de sus reclamos es el equilibrio y lo saludable de las propuestas, que incluye platos […]

Sigue leyendo →

Guinnes Storehouse en Madrid

Noviembre 11, 2014

Hace justamente un año estuve en el TBEX Dublin y una de las cosas que más me gustó del evento fue la visita a la Guinnes Storehaouse, Un espacio polifacético en la que la negra más exquisita es la reina del lugar. Su historia, su proceso de elaboración, los platos con los que mejor marida en un […]

Sigue leyendo →