Paloma Blanca Restaurante de cocina marroquí Halal

por Lila Ortega on diciembre 13, 2013 · 0 comentarios

Ciudad: Barcelona.

Dirección: C/ Hospital, 126.

Teléfono: 695 591 022.

En el Raval me siento de un modo especial, camino por sus calles como en un descubrimiento. Me gusta el bullicio, las calles estrechas y las aceras en las me topo con gente de muchas culturas, razas y aspecto diferentes al mío, recién llegados y no tanto, que hacen parte del alma de esta ciudad que es cosmopolita a pesar de sus anhelos a veces de terruño, de barrio chico.

Como paseo tanto por allí y busco alternativas económicas para seguir alentando la aventura de conocer nuevos restaurantes sin desequilibrar mi presupuesto, me encuentro a veces joyas preciosas vestidas humildemente. Paloma Blanca es una de ellas.

La sala es fea, básica, sin pretensiones. Un espacio que recuerda los miles de Kebabs que hay en España, en Berlín, en Londres… Sólo que en Paloma Blanca hay una ventaja: la vitrina de  los alimentos es llamativa y preciosa, las verduras coloristas y frescas como la piel de una adolescente, las carnes prietas, justas, limpias y desgrasadas, los pescados que parecen vivos. Así que no hay mucho mérito en la aventura de entrar, solo con ver el ajetreo dentro y la vitrina sabes que no te has equivocado.

Yo he tenido el placer de ir tres veces, dos de ellas con amigas diferentes que no se conocen entre sí y que me habían comentado de un restaurante árabe estupendo en El Raval. Así que menos mérito todavía.  La tercera de mis visitas, idea de mi amiga, es la que elegí para hacer la crónica y recomendaroslo.

En Paloma Blanca hay cocina Marroquí  con el delicioso y aromático cus-cús, los tajines con carnes, verduras y frutos secos, los pescados a la plancha, las especias… y es Halal que es la cocina hecha teniendo en cuenta los preceptos de la Sharia o ley islámica, es decir cocina apta para los musulmanes. Son platos sin cerdo ni ninguno de sus derivados, sin sangre y sin alcohol principalmente.

Cuando me senté con mi amiga Benedicte en una mesita pequeña semicompartida (estábamos en dos mesas pero pegadas entre sí)  con un padre marroquí con su hijo de 6 años. Mi amiga les saludo en francés y me sentí por un momento en otro lugar, de viaje…un viaje de dos horas que resulto instructivo y relajante. Yo quería pedirlo todo! Antes ya habia probado su cuscús, la Pastela, el variado de verduras al vapor, los garbanzos…

Lo primero que llegó a la mesa fue una cesta de pan para no acabar, grandes trozos de miga gruesa y firme y costra dorada, y las aceitunas mas exquisitas del mundo acompañadas de trozos de limón confitado en realidad no se como se llaman en español son preserved lemons, conservados con semillas de hinojo, de cilantro, canela, sal marina y que son uno de los manjares más sencillos y deliciosos de la cocina marroquí.

Pedimos unas sardinas marinadas exquisitamente con comino, poco, algo de piel de lima, canela… no identifico muy claramente todas las especias pero estaban realmente exquisitas! era una ración de 6 sardinas medianas abiertas que se sirvieron con un picadillo de las especias de la marinada y que estaban super jugosas y carnosas pero tostaditas de forma perfecta lo que permitía masticar las espinas sin ningún temor. Tomamos ensalada mixta para refrescar y un conejo al horno con patatas y arroz blanco que estaban deliciosos. (la foto del conejo me salió fatal y no la subiré porque no le hace justicia) imaginaros una pieza de conejo al horno doradito y jugoso con patatas fritas y arroz como la que os habría servido la abuela en un día frío de invierno.

Comimos agradablemente viendo la gente entrar y salir a pedir también platos preparados para llevar y oyendo la música de otras lenguas en un ambiente desenfadado y familiar.

En otra mesa a medio metro (como ya dedujiste la sala es pequeñita) habia un par de jovenes recién llegados de Rabat, que habian pedido una inmensa parrillada de pescado y marisco que no pudimos evitar envidiar, asi que les preguntamos cuanto habían pagado por ella, costaba solamente 10 o 12€ por cabeza!

Pedimos nuestro té de menta (que en realidad es hierbabuena) más rica si cabe y té verde, que nos ayudó a digerir la comida pantagruelica que nos dimos por solo 10€ por cabeza.

Por la tarde confieso que las sardinas me repetían un poco pero os prometo que a pesar de eso valieron la pena.

Iré pronto a probar la mariscada…

Os lo recomiendo, eso si, si no necesitáis de un ambiente silencioso, íntimo o glamuroso porque de eso en Paloma Blanca no hay.

{ 0 comentarios }

Amigó Cascarilles

por Lila Ortega on diciembre 2, 2013 · 0 comentarios

Ciudad: Barcelona

Dirección: Tamarit, 181.

Teléfono: 93 425 49 50

No nací en Barcelona, por lo que no tengo recuerdos de infancia en el Bar Amigó ni de mañanas sabatinas cambiando cromos o comprando libros en el Mercat de Sant Antoni. Pero soy Barcelonesa de corazón. Esta cuidad me ha acogido cálidamente y es parte inamovible de mis afectos. Por eso, visitar el nuevo bar Amigó Cascarilles, me ha tocado un poco el alma. El bar Amigó hace parte del paisaje de la infancia de amigos y conocidos. Muchos padres y muchos hijos hicieron su Vermout en su terraza y lo acompañaron de patatas bravas, de ensaladilla rusa, de croquetas contadas, cuando casi todos eran pobres de solemnidad.

El bar Amigó era un negocio familiar que había perdurado en el tiempo y mantenía su encanto de local de barrio, de punto de encuentro, de reposo de los visitantes del Mercat de Sant Antoni… Ahora, no se si por los nuevos tiempos o porque simplemente los propietarios antiguos decidieron descansar, se traspasó a personas conscientes del valor de la memoria y aunque lo han remozado, no han querido perder su vocación cercana, campechana y de calidad con una oferta básica de platos de toda la vida intentando permanecer accesibles a los bolsillos de los tiempos que corren.

El día en el que me invitaron a probarlo se me hizo tarde y llegue cuando había muy poca gente ya… Yo estaba hambrienta.  El local, que con sus grandes puerta-ventanas en el chaflán de la calle Tamarit con Comte d’urgell me invitaba a mirar… la Sala amplia pero con pocas mesas altas con butacas de latón de colores, plancha a la vista  y expositores de los deliciosos y fresquísimos mariscos: Anchoas, Percebes, Mejillones, Navajas, Almejas, Tallarinas, Ostras

Detrás de la cocina un reservado que estaba ocupado por un grupo de amigos franceses por los 50, que parecían sacados de una peli de esas que homenajean el estilo de vida del mediterráneo, como en un culto a la soltura y la pasión por la buena mesa, el vino y los amigos.

De resto estábamos ya casi solos en la sala pero eran ya casi las 4 de la tarde, una hora poco usual para un aperitivo. Tomamos un Vermout al estilo de Sant Carles de la Rápita Un Rapiténc con Vermout, sifón, hielo y una oliva.

Nos invitaron a probar algunos de los platos básicos de la carta: primero e imprescindible el pan con tomate que es PERFECTO: pan de cristal crujiente y firme con un excelente aceite de oliva y tomate fresco rallado y  escamas de sal.

Para abrir boca un típico aperitivo “patata chip con anchoa”  por la que volvería una y otra vez a este local recién descubierto y que ostentará mi galardón de TESOROa partir de ahora.

Porque no os confundáis, no hablo de cualquier patata chip de bolsa…  me relamo recordando ESA patata chip freída en la casa, bastante gruesa y de gran tamaño que ha sido tostada en aceite muy caliente pero que sin quemarse ha sacado los azúcares de  la patata adquiriendo un toque dulzón irrepetible. Sobre ese monumental trozo del fruto exquisito de la tierra, una anchoa perfectamente conservada, sin los excesos de sal que lamentablemente encuentro con frecuencia en el sabroso pescadito. No pregunté de que conservera era pero os garantizo que están buenísimas.

Tomamos El calderito de mejillones (alrededor de medio kilo para dos personas) con una salsa que te traen en el biberón, para poner a tu gusto y que era una nota alegre y fresca para los bivalvos. Tenia un aroma intenso como de piel de lima y era fluida, casi líquida… Me entretuve con cada bocado y pensé que en el futuro, querré que mis nietas se acuerden de los aperitivos conmigo en el Amigó Cascarilles

En medio de ese festin de mejillones, tan sencillos y tan sabrosos llegó una ración de 6 navajas, que eran cortitas,  finas y sabrosas, con el leve rastro de un aceite perfecto y nada más, delicadas pero fuertes y con personalidad como las piernas musculosas de una estilizada bailarina…

Seguimos con una ración de pequeñas y finas sardinitas fritas, con el punto justo de sal y de cocción.

También probamos las Patatas “Antonias” que se llaman así como homenaje al sempiterno y ausente propietario del antiguo amigó, que eran patatitas nuevas muy pequeñas cocidas y bañadas en una salsa semi picante con pimentón de la vera. Un acompañamiento perfecto para los mariscos y frituras.

Los platitos que probé me gustaron muchisimo y el ambiente del local me trajo sensaciones familiares de estar en casa, pero os tengo que advertir una cosa, id abrigados, la sala esta muy mal climatizada y a la hora que yo fui hacía francamente frio, no me quité el abrigo para comer a pesar de los riesgos del caldero de mejillones y las salsas de las patatas. Por lo demás es un local de eso que mis amigos y familiares tendrán a partir de ahora en su mapa de locales frecuentes y espero que vosotros también!

La cuenta: con lo que comimos nosotros y por los precios de la carta calculo unos 18€ por persona. No dejéis de pedir las patatas chips que yo me quedé corta y ahora estoy echándolas de menos. Habrá que volver.

{ 0 comentarios }

Chocolate Valor Almendrado Especial

por Lila Ortega on noviembre 5, 2013 · 8 comentarios

Porque la vida siempre te da compensaciones, porque en los momentos malos siempre surge una chispa vital, capaz de alegrarte el día. Hoy inauguro una nueva sección de cata y recomendación de chocolates. Sucede que después de mi paso por el túnel, recibí innumerables muestras de afecto y de apoyo, muchas con forma de chocolate!!!! Mi pasión.

Es normal que intuitivamente regalemos chocolate a alguien que ha pasado por una enfermedad. El chocolate es euforizante y estimulante porque contiene Feniletilamina un componente que pertenece a la familia de las anfetaminas. Además contiene alcaloides como la cafeína y la teobromina, que excitan el sistema nervioso y es altamente energético, por lo que resulta ideal como terapia post operatoria jeje pero ojo, aunque sea puro y sin leche, la cantidad de grasas y azúcares es alta, así que es necesario comerlo con moderación, pero disfrutándolo a tope!

Ver propiedades aquí.

He probado tantos chocolates durante estos años que me he vuelto muy sensible a las diferencias entre tipos y marcas. Ya haciéndome más selectiva, ya invitándome a descubrir nuevos sabores y preparaciones que antes estaban lejos de mi panorama de interés pues siempre he sido más de salado. Espero que los chocolates que planeo recomendarte te gusten tanto como a mí.

Comienzo con un chocolate cercano y que me llegó de manos muy queridas: el Chocolate Valor de toda la vida pero en su versión gourmet (disponible en pocos lugares, aunque en el Corte Inglés lo encuentras fijo) Una tableta inmensa de 500gm de Chocolate puro extrafino y Almendra Marcona entera. El Valor de estas características es contundente con pastillas gruesas y grandes (por eso de las marconas enteras) que cosigue un equilibrio perfecto entre la cantidad de fruto seco y el chocolate. Es un bocado óptimo para matar la necesidad de chocolate y con poco quedas satisfecho.

A nivel visual es impecable, además porque el estuche es ya de por si una promesa, las contundentes pastillas repletas de Almendra son como un puzzle que produce miga porque se sueltan trozos de chocolate de su empedrado de almendra, no por fallos en la conservación del producto. Una barra de Valor, es como un lingote de oro, consistente y firme y cada pastilla como preciosas y brillantes piezas de ébano.

El valor es un chocolate grueso, no meloso. Crujiente y firme, no se derrite muy rápidamente en la boca. Se trata de un producto gourmet más que de una golosina y tiene mucho carácter. Las almendras en su punto de tueste son firmes y crujientes. Deliciosas.

Al final del paladar te deja un rastro amargo, que persiste, de buen cacao tostado, con una sensación de azúcar bastante equilibrada, aqunque me molesta un poco que en la caja no escriben la proporción de azúcares (solo la de almendras que es del 25%).

En conclusión El chocolate Valor Almendrado especial es muy recomendable, ideal para una sobremesa larga con amigos, pues con el café va perfecto.

Para mi no es mi chocolate de cabecera, pero lo disfruto un montón, si no lo has probado, estás tardando.

{ 8 comentarios }

Tapas 24

octubre 30, 2013

Hace unos días vino a visitarme, solo por dos días,  una amiga entrañable con quien quería compartir mi amor por Barcelona y por mis restaurantes favoritos. Fue muy difícil elegir donde llevarla. Una de mis opciones (que tenía que ver también con las distancias y el plan del día) fue ir de tapas a un [...]

Sigue leyendo →

Lottie + Doof (un blog imprescindible)

octubre 15, 2013

Me gusta cuando tengo un poco de tiempo “extra” para navegar…. Sucede poco. Cuando lo tengo paladeo blogs que me fascinan pero que no visito con la frecuencia que querría. Hoy tocó el turno de Lottie + Doof un espacio en el que no sólo podrás descubrir recetas sencillas y aplicables para tu día a día, [...]

Sigue leyendo →

Dry Martini Barcelona: Puesto 14 entre los 50 mejores bares del mundo

octubre 14, 2013

  Ciudad: Barcelona. Dirección: Aribau 162-166 Teléfono: 93 217 50 72. Los bares con su orientación lúdica y hedonista son lugares clave para el viajero curioso: en ellos se capta el pulso de la calle y se percibe el animo colectivo. En estos espacios, el protagonista principal sigue siendo la conversación, ahora tan escasa, la [...]

Sigue leyendo →

Dublin, paseando por el Trinity College

octubre 13, 2013

Estuve en una macrofiesta en el Odeon, en Old Harcourt Street, un lugar espacioso y sofisticado, con múltiples salones decorados con sofás de piel y terciopelo, y muchas referencias al rock. Buena música en directo, excelentes cócteles, y un surtido de bocados realmente extraordinario (increíbles hamburguesitas!). Twitter no paraba porque los 600 asistentes subían mensajes [...]

Sigue leyendo →

SushiShop

octubre 11, 2013

Dirección: Av. Diagonal 602. Teléfono: 902 599 995  La cocina Japonesa se ha extendido en Europa y, afortunadamente, cada vez tiene más calidad global y hay  más propuestas que facilita el consumo amplio de esta cocina minimalista y con personalidad, colorista y equilibrada, juguetona y seria… Esta es una apuesta segura para viajeros esuropeos, especialmente [...]

Sigue leyendo →

Dublin: Cinco consejos para sacarle el maximo jugo

octubre 6, 2013

CONSEJO 1 Camina por el Gran Canal durante la mañana, y siéntate junto a la estatua de Patrick Kavanagh, en Wilton Terrace, dejando pasar el tiempo, mientras recitas unos versos de su poema Canal Bank Walk y te reconcilias con la naturaleza. Leafy-with-love banks and the green waters of the canal Pouring redemption for me, [...]

Sigue leyendo →

El scone perfecto en TBEX Dublin

octubre 3, 2013

Hoy, en el Hotel DoubleTree by Hilton, durante el coffee break del #TBEX Dublin, se ha cerrado un círculo que empezó hace diez años en Manaton, junto a Bovey Tracey, un pueblecito idílico perdido en el Parque Nacional de Dartmoor. Aquellas vacaciones en Dartmoor, en un precioso cottage en Bovey Tracey, han quedado para siempre [...]

Sigue leyendo →

Hard Rock Café

septiembre 30, 2013

Ciudad: Barcelona Dirección: Plaça de Catalunya, 21. Teléfono: 93 270 23 05 Si lo reconozco, siempre eludí mi visita al que yo suponía como el punto de encuentro de guiris y coleccionistas de merchandising  en Barcelona.  Como en otras ocasiones, mi percepción estaba teñida por mi prejuicio ante los restaurantes americanos. Afortunadamente podemos combatirlos con [...]

Sigue leyendo →