económico

yango-urbanfood-carles-abellan-comerconlila

Hoy estuve en una fiesta mañanera. Una cita para la presentación de Yango: Urban food. Un localito minúsculo en el mercado de la Boquería en el que se preparan longanizas viajeras, esto es adaptaciones internacionales de nuestra amadísima longaniza. Pero hay más y es ese espíritu cosmopolita que habita muchos de los platos de Carles Abellan: Riesgo, creatividad y una buena dosis de espíritu rockero que consiguen que este minúsculo localito en los pórticos del mercat más emblemático de Barcelona, se tome el protagonismo sin pisotear a nadie.

Porque  Yango es como ésta escena de pulp fiction y te invita a dejarte llevar y a bailar con su música magníficamente escogida y sus sabores intensos y rompedores.

butifarras-yango-carles-abellan-comerconlila

Probé 5 versiones (mitades por supuesto) de estos bocatas de longaniza viajera. Mi favorita la PERÚ con sus toques bastante picantes, cebolla roja, lima, cilantro, ají amarillo y salsa Huancaina (una salsa que se prepara con ají amarillo, leche y queso) que no es tan potente como podría parecer y que armonizaba perfecto con la carne del cerdo de la longaniza. Fue una experiencia deliciosa que me obligó a dar varios tragos largos a mi cerveza, pero sin causar molestia. No es un picante que inflama los labios sino que juguetea con tus papilas.

La segunda en mi ranking de preferencias fue la Longaniza Barcelona, que tenía una escalivada suave, y se acompañaba de algunas bien dispuestas hojas de menta y cebolla crujiente… La menta es un puntazo inesperado y magnífico. Como una lluvia fresca de verano.

Después vino la Corea: cebolla y col fermentada con sabores avinagrados y encurtidos pero suaves, el toque de cilantro nuevamente daba frescura y sorpresas a una carne con una buena dosis de pimienta y buen cerdo.  De antología.

Después la catalana, con unas setas magnificas de textura perfecta y aroma de trufa, era como una joven bien puesta que se desmelena en una fiesta, y por último la más normalita de las tres pero igualmente buena, la New York, con cebolla crujiente, ketchup y mostaza con ese sabor internacional de las esquinas de la gran manzana.

Me faltaron México y Japón, pero el cuerpo ya no atendía a mi espíritu goloso. Tendré que volver…  ¡Mañana mismo si es posible!

Además en su carta cuatro tipos de ensaladas que prometen y bebidas refrescantes además de la cerveza, conseguirán que comas con los dedos pero como un rey.

 FICHA:

Ciudad: Barcelona.
Dirección: Portics Boqueria; Local 4-5
Cantonada Les Cabres.
Precio Medio: Entre 8€ y 12€ con bebida (sin vino)

{ 5 comentarios }

Restaurante La Laia

por Lila Ortega on Enero 12, 2015 · 1 comentario

bacalaoconfitado.laLaia-comerconlila

Bacalao confitado con alcachofas y caviar de coco

Era una noche de fin de semana, fría y ventosa, tuve pereza de salir de casa para ir a cenar pero ya habíamos confirmado nuestra reserva y nos parecía inadmisible cancelarla con tan poca antelación (es una desconsideración con los restauradores) así que nos encaminamos hacia La Laia luchando entre la pereza y el deber.

Al llegar a la calle Laforja, vimos el local desde fuera y tampoco nos alentó demasiado, una barra y las amplias cristaleras no daban un aspecto especialmente llamativo, pero entramos sacudiéndonos el frío de la noche. Laia una de las propietarias del local nos encamino a la mesita redonda de un rincón de la sala desde la que podíamos apreciar el patio cubierto y 2 estufas de leña encendidas a tope. Frente a mi un muro de mampostería vista y una lámpara de pie, de luz cálida.  A nuestro lado una pareja muy bien puesta por los 60 y otra más allá de treintañeros en plan informal… Nos llamó la atención que a pesar de la sala recogida de techos bajos la sensación de privacidad es alta, pues la distancia entre las mesas es perfecta, dejan gran espacio de confort. Empecé a entrar en calor y a sentirme en casa. Sonaban unas baladas pop americanas muy suaves y bien elegidas que mimaban sin estorbar.

Con la carta mi imaginación gastronómica echó a volar: platos tradicionales con toques de autor y buena literatura.  Nos aconsejaron compartir todos los platillos y probar al menos 5. Nos dejamos guiar encantados. El apartado de vinos vi casi 30 propuestas de muchas  D.O españolas básicamente y algún vino alsaciano y del ródano. No soy muy ilustrada en vinos pero me pareció que la carta tenía alternativas originales y poco frecuentes en restaurantes de su gama. Parecían vinos bien seleccionados.

De aperitivo un gin tonic sólido: aceituna gordal rellena de anchoa y recubierta por una gelatina de ginebra que era un guiño divertido y apetitoso. También pan de cristal con tomate que venía acompañado de aceite de oliva sólido (como mantequilla, aunque más ligero) y sal de patata. Estaba perfecto para acompañar una cena que fue a mejor a medida que transcurría la velada, como en las bodas de Caná.

Para comenzar pedimos unas patatas bravas interesantes: tres tipos de patata violeta, ratte y red pontiac asadas y servidas en trozos grandes acompañadas de tres salsas diferentes: brava tradicional, alioli de ajos confitados (ligerísima y deliciosa) y la salsa de la casa, una pasta intensa y picante  que necesitaba la compañía del alioli para no mostrarse tosca. Un plato contundente y curioso que aunque sabroso fue el que menos me gustó de toda la cena.

arroz-negro-La laia-comerconlila

Seguimos con un delicado y aromático arroz negro con almejas, que estaba suelto y firme pero meloso a la vez, la temperatura perfecta y las almejas gordas y jugosas muy poco hechas, por lo que soltaban sus sabores yodados y marinos como si estuvieran vivas. La verdad que ya a estas alturas el tipo de plato me llevo de pronto de una gama de restaurante a otra… Inicios de la sorpresa.

El tercer plato era un bacalao confitado con alcachofas (en tempura) y caviar de coco (imagen arriba) (esferificaciones de ¿leche de coco?) que fue el plato que me hizo ubicarme en un restaurante más “elevado” gastronómicamente hablando de lo que habría imaginado. El Pil pil del bacalao, perfectamente ligado y en su punto de gelatina y densidad. Las alcachofas finas con una capa de tempura dorada y crujiente y la mezcla de esos sabores de tierra, aceite y mar con la frescura de las perlitas de coco no muy dulces que aportaban suavidad al conjunto, como si fuera una pequeña broma durante una conversación trascendental. Emocionante. Mi compañero que no es de mucho comer, limpiaba su plato con entusiasmo.

En este punto pedí a Laia que me diera información del chef Raul Parra, su socio, un joven cocinero que se embarcó en esta aventura con La Laia y van luchando por mantener este proyecto de altísima calidad a precios IMBATIBLES. Yo creo firmemente que este par llegará muy lejos y que este es uno de mis mejores descubrimientos de los últimos tiempos. Queda escrito para cuando estemos pensando en las estrellas del 2017.

Mientras nos traían el cuarto plato anotamos ambos el cuidado servicio pues ante cada nuevo platillo de compartir nos cambiaban platos y tenedores, una situación poco corriente en los restaurantes de tapas y menos en locales con estos precios…

bocata de roastbeef-LaLaia-comerconlila

Seguimos con un bocadillo de roastbeef, con ensaimada: la carne con el corazón rosa, cortada en lonchas mas generosas y contundentes de lo habitual, el caramelo del azúcar glass de la ensaimada a la plancha y los jugos de la carne componían una sinfonía perfecta que acariciaba los sentidos.

Y en este relamernos llega un grupo de 4 chicos por los veintumuchos que entran en tromba a la sala con sus chaquetas de piel y los cascos de sus motos, abren las puertas que dan a los baños, hablan alto, pero a los muy pocos minutos se contagian del buen rollo del local. Creo que La Laia produce un efecto relajante… A nuestro lado se sienta una tierna pareja de veinteañeros, con las manos entrelazadas sobre la mesa durante casi toda la cena, y no puedo evitar la sonrisa de admiración pues esta propuesta gastronómica con bajos precios acerca una nueva cocina a jóvenes que podrían estar tomando cañas y comiendo bocatas de fuet.

raviolidepato-LaLaia-comerconlila

Con el último plato La Laia remató la faena seductora y me pidió matrimonio: un ravioli de magret de pato con crema de patata y trufa (no muy fotogénico pero realmente exquisito): el velo que recubre la carne del pato jugosa y contundente, es una fina capa de caldo de ave gelatinizado, la patata con trufa es como una almohada en la que se crece una carne increíble. Cada bocado es un juego de contrastes por el que iré a La Laia muchas veces…

coulantquesodecabra-restaurante-LaLaia-comerconlila

Y… falta el postre, que garantizó mi fidelidad: coulant de queso de cabra sobre un azúcar de sésamo tostado que era un juego divertido de sal y dulce, notas densas y profundas de madera tostada y leche de cabra con el dulce rastro de un azúcar levemente caramelizado… maravillosos.

Espero que en un futuro no muy lejano esté La Laia en las famosas listas y quinielas de los reconocimientos…. Por ahora voy a aprovechar que además de todo es económico, pues una cena como la que te explico sale a poco menos de 30€ por cabeza, sin vino.

IMPRESCINDIBLE.

FICHA:

Ciudad: Barcelona.
Dirección:Laforja 61
Teléfono: 932 09 49 43 (mejor reservar pues la sala no es muy grande)
Precio Medio: 30€ sin vinos. menú del día por 12,50€

{ 1 comentario }

Restaurante vegetariano Teresa Carles

por Lila Ortega on Diciembre 19, 2014 · 0 comentarios

Captura de pantalla 2014-11-29 a la(s) 11.59.22

Tengo unos amigos entrañables que son vegetarianos, pero más que eso. Boris ha dedicado sus últimos años a aprender y a compartir sus experiencias con la alimentación saludable con todos, en su interesante blog el poder del alimento, que se llama como su primer libro, que podéis adquirir Aquí . Han venido a visitarme durante un fin de semana y como en otras ocasiones hice deliciosas incursiones en la cocina saludable de la ciudad condal. El balance de este fin de semana tan productivo tanto emocional como físicamente es francamente bueno. Siempre que estamos juntos visitamos con asiduidad el Mosquito que es uno de los restaurantes de mi top 3 en Barcelona porque su oferta vegetariana es amplia variada y deliciosa. Ocupa este puesto preferente porque además de ligero y saludable su precio es tan accesible que nunca tengo que pensármelo para ir a comer o cenar. Les llevé al OhBo, que se luce por su oferta variada y y su decoración agradable. Después hicimos descubrimientos, pero voy a empezar con Teresa Carles, que aunque lleva años funcionando en la calle Jovellanos para mi fue novedad absoluta. He pasado muchas veces por su sala, he mirado el interior, he “sabido” que estaba allí y me molesta no haber entrado antes.

Lo primero es que la carta es larguísima y variada, con platos apetitosos y divertidos y lo que es mejor, con un ambiente agradable y vivo. El Teresa Carles estaba lleno un domingo por la noche, y con gente de todas las edades y estilos. No se vosotros pero a mi a veces sólo pensar en la cocina vegetariana me lleva al temor alrededor de un cierto fundamentalismo que conquista a muchos practicantes… eso incluye una estética un poco frugal y una actitud de médico severo. Pero aquí en Teresa Carles, la cocina no es sólo para disciplinados yoguis, es para todos y es deliciosa (excelente para comer con niños) por lo que  os recomiendo reservar. Había platos para veganos también y todo con una pinta estupenda.

kale-ensalda-restaurante-teresa-carles-comerconlila

Para comenzar pedimos una ensalada de Kale con una vinagreta levemente picante y ahumada (aceite de oliva, lima, sal de ajo y cebolla, ágave, cayena y chipotle) algunos trozos de aguacate y tomatitos cherry. Nos la comimos entre exclamaciones. El Kale con sus hojas firmes y rugosas, que me hace pensar en la piel de un dragón, produce una sensación muy agradable de estar masticando algo contundente y lleno de clorofila, el aguacate le hace un contrapunto sedoso, los jugos del tomate aportan frescura y humedad. Cada bocado parece una puesta en escena de la bella y la bestia.

También pedimos unas croquetas de calabaza y gorgonzola y algunas de alcachofa, que estaban correctas pero nada especiales. Difícil hallar una croqueta buena prescindiendo de la mantequilla o la bechamel.

restaurante-teresa-carles-platos-comerconlila

Los segundos eran todos platos coloristas, poco fotogénicos eso si, frescos, sin la estética tristona a la que me tenían acostumbrada muchos de los restaurantes vegetarianos que he visitado.

Yo pedí el Red Devi Raviolo: Raviolis de pasta integral, demasiado gruesa y poco flexible, de remolacha rellenos de queso de cabra, sobre unas torres de berenjena al horno y salsa de ¿puerros? lo pone en la carta pero era una salsa de remolacha con un sabor discreto y resultado ligero que contribuye a darle humedad a la pasta. Un poco decepcionante.

Mi amiga tomo un milhojas de berenjenas que estaba perfecto. Con setas, salsa de tomate y queso edam. Me gustó el equilibrio del ácido del tomate, el pesto y las verduras. Para repetir.

También probamos otro plato estrella las albóndigas de Quorn (una proteína vegetal que se obtiene de un hongo, no es sabroso pero aporta proteínas de alta calidad) y boletus acompañadas con rabas de coco tierno (que parecían calamar por su aspecto) de sabor sutil, levemente dulce, sobre un fondo oscuro y aromático que podría haber sido de carne y setas. Delicioso.

Por último arroz negro de setas, algas marinas, alcachofa y alioli, con un sabor intenso que requería eso si de un poco de alioli para darle contundencia pero que estaba francamente bien.

Los postres no parecían de restaurante saludable: un crumble de manzanas perfecto por el caramelo de la manzana y el agrio del final y la firmeza y el crocante vivaz de la granola.

Y chocolate para veganos, con harina de arroz y una mousse de chocolate con tofu. Nadie lo diría, apasionante.

{ 0 comentarios }

La pastería: restaurante y punto de elaboración y venta de pasta artesanal

Diciembre 3, 2014

Me gustan las nuevas aperturas y más si nos permiten facilitarnos el día a día con alternativas sencillas y económicas. La Pastería es una de esas aperturas que tienen un poco de todo: punto de venta de pasta cruda para llevar a casa, punto de venta de pasta hecha para comer en el despacho o […]

Sigue leyendo →

SushiBou

Noviembre 20, 2014

Aunque uno de los placeres que obtengo de la comida tiene que ver con este blog y mi deseo de recomendar y compartir con quienes me leen los restaurantes que más me gustan a veces, solo a veces, el demonio le gana a mi parte generosa y querría quedarme con el secreto para mi solita. Con Sushibou […]

Sigue leyendo →

Restaurante? bar? No: Butikfarra

Noviembre 3, 2014

Hace unos días, mi amiga Ivana fotógrafa y exquisita blogger de cocina, que nos endulza la vida desde su precioso rincón: My little things me invitó a acompañarla a Butikfarra, una nueva propuesta en Barcelona que apuesta por un producto que ha sido parte de la vida de todos nosotros: la socorrida Butifarra, que hoy se escapa de […]

Sigue leyendo →

Colmado: Vermuts, vins, platets

Octubre 29, 2014

Este ha sido uno de mis descubrimientos más aplaudidos en estos últimos tiempos. Había pasado muchas veces por allí en mis paseos, pero a pesar de que llamaba mi atención el local y la gente joven siempre en las mesas de la calle no me había decidido a entrar. Craso error. El Colmado se ha […]

Sigue leyendo →

Restaurante Le Cocó

Octubre 13, 2014

Le Cocó es un restaurante rebosante de luz, lleno de pequeños detalles que solo encontrarás en un espacio creado con cariño. Es un lugar perfecto para desconectar, para pasar mucho tiempo, para quedar con amigos y pasarlo muy bien porque este espacio cálido es un todo, que sirve de marco perfecto a una cocina igualmente mimada y […]

Sigue leyendo →

RESTAURANTE LA VIETNAMITA

Octubre 18, 2010

Dirección: Torrent de L’Olla 78 Telefono: 93 518 18 03 Ciudad: Barcelona Servicio a domicilio: 93 487 73 77 www.yesdelivery.com NOTA IMPORTANTE: LEER COMENTARIOS Y LA POST DATA DEL POST PUES EL RESTAURANTE HA IDO CAMBIANDO BASTANTE DURANTE LOS ULTMOS MESES. Hace un par de días, recibí una invitación que me vino como anillo al […]

Sigue leyendo →

ZIABOGA

Julio 14, 2008

Restaurante Ziaboga Ciudad: Madrid. Dirección: General Moscardó, 39. Teléfono: 91553 12 94. La decoración de este restaurante, con los barriles de sidra a la mano, para que te sirvas toda la que quieras, es clásica, como una casa de clase media en un pueblo de montaña. Comenzamos con una sidra en la justa medida de […]

Sigue leyendo →