RESTAURANTE FERNÁNDEZ

por Lila Ortega on marzo 21, 2009 · 9 comentarios

restaurante-fernandez-comerconlila

Ciudad: Barcelona.
Direccion: Paseo de Gracia 116.
Teléfono: 93 238 48 46.

Cuando era pequeña la comida del domingo en casa de los abuelos era un ritual. Cuando la abuela se hizo muy mayor para cocinar para toda la familia comenzamos a ir a un restaurante italiano, cerca de su casa y se convirtió en el más digno sustituto de sus fogones. Hoy cuando salí del Fernández después de una cena agradable, ligera y económica evoqué esas mismas sensaciones de elegancia discreta y familiaridad profesional. Fernández es uno de esos restaurantes que pueden visitar una, y otra y otra vez por el asombroso equilibrio entre calidad y precio y porque los platos que ofrecen no son pretenciosos ni estridentes y todo sabe bien.
Al llegar con mi amigo, tan sibarita como yo, nos ubicamos en una mesa amplia y agradable en la zona de no fumadores. La música era un suave murmullo que daba sostén a las conversaciones discretas -es perfecto para cenas o comidas de trabajo porque no hay ruido, pero tampoco demasiado silencio, dijo mi amigo que es un fiero comercial, y que sabe más que nadie de la importancia del entorno para crear climas de confianza, de trabajo, de respeto, climas que impongan o desinhiban según el caso. Fernández es de esos que mueven confianza, infancias compartidas, afectos. Como era lunes nos sorprendieron con una oferta inmejorable: el menú sense excusa que por 21 euros cerrados sin adiciones sorpresivas te ofrece dos primeros entre 6 opciones a cual más apetitosas, un segundo elegible entre cuatro opciones de platos de la cocina mediterránea, y un postre de dos posibilidades. Si pides el vino de la casa te saldrá todo por 25€ por cabeza…

restaurante-fernandez-patatas-de-olot-comerconlila
(En la foto las exquisitas Patatas de Olot)

Elegir nos resultó trabajoso y eso que solamente tendríamos que renunciar a dos platos de los posibles porque estábamos dispuestos a compartirlo todo. Tomamos carppaccio de gambas, con un poco de ensalada para acompañar, que se lucía por la excelente temperatura del marisco lo que aguzaba su sabor; Ensalada de tomate y mozzarella como se espera: buen aceite de oliva, queso cremoso y tomates hermosos. Los entrantes calientes: patatas de Olot con butifarra blanca y negra, que estaban dignas de carnavales, con su relleno cremoso, denso y el tubérculo de consistencia firme y contundente, y por último un huevo poché suspendido en una espuma de patata ligerísima y etérea como el beso de un ángel…

restaurante-fernandez-meloso-de-ternera-comerconlila
(Mi meloso de ternera… imaginad cómo quedó el plato)

Acompañábamos con el vino de la casa un Somontano, de Olvena seco, vibrante que me recordó algunos vinos chilenos. El público digno del barrio: grupos de parejas en su salida habitual, ejecutivos jóvenes, amigas jóvenes posiblemente recién casadas en su ladys night…
Y llegaron los segundos, un risotto de trigueros, que estaba absolutamente correcto con el grano suelto y al dente pero una cremosidad remarcable y el sabor intenso de los vegetales, y un meloso de ternera con puré de ajos sobre dos fresquísimas y crujientes hojas de col china… la carne con una veta de gelatina entre sus fibras, y de una suavidad impresionante. Los postres: mousse de yogurt con miel y mango al que le faltó un poco de frío y tarta de queso con confitura de violetas que estaba esponjosa y fresca…
De cierre té rojo, de verdad y café fuerte. Estábamos animados y como en casa la cuenta sin sorpresas… el menú sense excusa lo sirven Los Lunes, Jueves y viernes noche… Inmejorable…

{ 9 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Ivana marzo 22, 2009 a las 8:24 am

Que rico no??
Si alguna vez te invito a cenar, te observaré a ver que cara pones, porque te imagino saboreando y… uf!!! que miedo!! que nivel!!! ja! ja!
besitos

Marta marzo 22, 2009 a las 4:28 pm

Pues apuntado queda. Hoy día es difícil comer bien en Barcelona a un precio razonable.
Saludos!

Sonia marzo 22, 2009 a las 5:14 pm

¡Hija, por Dios! ¡Qué aquí donde estoy no tienen de todo eso! ¡Qué hambre se me ha abierto ahora por tu culpa! Un beso grande. Sonia

Javier marzo 23, 2009 a las 1:07 am

Sin el sabor de una comida te hace recordar los días más felices de tu vida y de tu infancia es que esa comida es arrebatadora. Tengo que ir a Casa Fernández…

Gordo marzo 24, 2009 a las 6:56 pm

a 21 €?es una broma? Menu de noche? que guay, el viernes me voy a cenar allí.

Jorge marzo 30, 2009 a las 2:21 pm

Me gustó mucho que evocaras lo del almuerzo de los domingos con los abuelos, de repente me vi con 6 años. El domingo nos daremos una vuelta.

Gloria marzo 30, 2009 a las 3:57 pm

Quien viviera en Barcelona, aqui no hay casi sitios de este estilo.

Gordo mayo 15, 2009 a las 7:07 pm

Today repito, este sitio es genial, gracias Lila.

Vero diciembre 5, 2010 a las 1:32 pm

Uy, este no lo tengo localizado :( Qué pintaza los platos.

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: