RESTAURANTE CRUCINA: COCINA SIN FOGONES

por Lila Ortega on junio 6, 2011 · 7 comentarios

crucina-comerconlila

Ciudad: madrid.
Dirección: C/ Divino Pastor 30.
Teléfono: 91 445 33 64

Este post es en honor a mi amiga Silvia, que es luminosa y maravillosamente apasionada con todo lo que le interesa, y en esos términos ha insistido mucho en las bondades de la cocina crudivegana … Cuando fui a Crucina, sola un medio día con sol a plomo en la calle y muchas prisas, era con ella, Silvia con quien queria estar. Ahora que tuve mi experiencia será mi primera invitada a este local, más que recomendable.

En la calle Divino Pastor, 30 se ubica este local entrañable que ha apostado por un tipo de comida diferente que es muy poco conocida. Yo de hecho me resistí bastante a ir a probarlo porque me temía que fuera bueno solamente en terminos de “esta bueno para ser crudivegano” y a mi me gusta recomendaros solamente restaurantes a los que yo quiero ir con frecuencia.

El día de esta crónica me encaminé hacia allá como a una aventura que podría resultar en una comida más de las muchas que hago para probar restaurantes nuevos. Al llegar mis temores se dispararon, estaba sola en la sala y su aspecto era un poco desangelado, como muchos locales de “cocina sana” que tienen más vocación de templo o púlpito que de restaurante. Así que para no arriesgar y no hacerle el feo de “salir literalmente corriendo” (cantaba mucho) a las personas que me habían recibido con sonrisas amables, me senté dispuesta a pedir el menú del día, Si no me gusta tampoco me enfado más de la cuenta por haber invertido mucho dinero en una comida fracasada.

crema-aguacata-pepino-crucina-comerconlila

Mientras miraba la carta toda novedosa, entraron un par de señores con mucha curiosidad y luego un chico por los treintamuchos que parecía conocer ampliamente el local, por la forma de saludar a los propietarios. Seguí en mis trece. Nada de grandes riesgos por hoy. Pedí el menú del día de 12,95€.

De primero una crema de aguacate con pepino y de segundo: espaquetis de calabacín con tomate y champiñones. De postre tarta de manzana y peras.

Sencillito. Sin pierde. No era de esperar demasiado. Sabores de toda la vida en su estado natural.

FALSO!

crema-aguacate-pepino-textura-comerconlila

Resulta que las mezclas, los cortes, los aliños que utilizan este par de soñadores hacen del plato frio una comida completa y misteriosa. Me costaba identificar la riqueza de matices, de texturas… descubrir ingredientes, especias… Era paradógico… Cuando pruebo nuevos platos muy elaborados con cocciones, vacios, temperaturas, procesos… es casi sencillo descubrir ingredientes… y casi siempre acierto… En este caso, en lo más natural me sentía casi ciega…  Era una experiencia gustativa totalmente novedosa. Extraño.

La crema de aguacate y pepino tenia la densidad del aguacate y la ligereza y frescura del pepino, nunca habría imaginado una mezcla tan original y tan perfectamente adaptada… No entendía como podía resultar tan sabrosa y refrescante esa sopita fria sin caldo de pollo , sin hueso, sin sustancia “animal” , sin cocción lenta… Aquí en este plato de crema todos los ingredientes se apareaban como parejas de enamorados.

espaguetti-calabacin-crucina-comerconlila

Después me llegó un plato sorprendente por su aspecto pues habían conseguido unos espaguettis largúisimos!!! con calabacines sabrosos, crujientes y frescos que se enrollaban perfectamente en el tenedor y parecían contundentes, capaces de satisfacer el hambre. Sobre ellos una salsa de dos tipos de tomate deshidratado y perejil, algo de pimentón rojo, buen aceite de oliva y champiñones enteros con ese sabor de tierra tan exquisito que contrastaba con la frescura del calabacín… Mientras comía me arrepentía de no haber pedido platos más elaborados para experimentar esta cocina que parece Alquimia pura…

espaguetti-calabacin-crucina-textura-comerconlila

Cuando llegó la tarta de manzana y peras con nueces, canela, anis y CERO azucar. Mi curiosidad se convirtió en admiración. Eran una mezcla frutal, aromática y dulce con mucho cuerpo que era aportado por la fruta, sin azucares añadidos, sin grasas!!! Si Estoy encantada de haber descubierto Crucina asi se lo hice saber a los propietarios y me comentaron que precisamente este menú del día era de los últimos, pues ese tipo de cocina no tiene mucha afluencia al medio día, ellos las noches las tienen a tope pero los medio días laborables son poco jugosos…  Creo que tienen razón… Crucina no es un comedero. La gente que llega allí debe saber a qué va y disfrutar de la experiencia.

tarta-cruda-pera-manzana-crucina

A partir de este mes. Crucina abrirá jueves noche, viernes todo el día, sabados todo el día y domingos a medio día y el menú del día del que os hable no estará disponible : (

Salí como quien sale de un espectáculo de magia o de un concierto intenso y emocionante… Con ganas de más y con preguntas….

Ante mi curiosidad sobre la ciencia de preparar platos crudos que parecen elaboradísimos me comentaron que proximamente harán clases de cocina en Crucina… No me las voy a perder, pero mientras aprendo un poco, al menos voy a repetir tantas veces como pueda…

Salí ligera pero satisfecha. A la noche tenia un hambre saludable, como si mi cuerpo hubiese reposado de digestiones largas y elaboradas…

Los que probéis este restaurante de cocina crudivegana me encantaría que nos comentarais vuestra experiencia… Me siento muy curiosa y con ganas de explorar más. Y otra cosa, que para mi es fundamental… no tenéis que “convertiros” a nada… Ir a Crucina es una experiencia gastronómica exquisita y saludable.

Por ahora sólo tengo una cosa que decir: id a probarlo. No os decepcionará.

{ 7 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Gloria junio 6, 2011 a las 10:46 pm

ya no tengo hija en madrid, asi que me va a ser mas dificil.
Me ha encantado lo que dices de Silvia, jajaja!! yo soy igual!!! cuando me gusta algo me empeño en que lo pruebe todo el mundo.
bsss, Lila.

Ivana junio 7, 2011 a las 7:30 am

joo! como me gustaría coincidir en madrid para que me llevaras a todos estos sitios!!
me ha entrado hambre, que delicia de espaguettis!
besitos

Lila Ortega junio 7, 2011 a las 6:41 pm

sisisisi pues ivana tenmos un viaje pendiente no? y nos vamos a por la gloria que tengo MUCHAS ganas de verla!!! si? seria fantástico no? CRUCINA es genial, me hizo pensar que no es tan dificil ser crudivegano como me lo temia…

Adri junio 12, 2011 a las 3:30 pm

Es la primera vez que comento uno de tus post, y tambien la primera en la que me decido a ir a un sitio nuevo guiandome tan solo por tu critica. Mas bien fue casualidad, estaba con una amiga vegetariana por el barrio y recorde tu articulo, por lo que miramos la direccion exacta en tu blog y nos dirigimos alli. Entramos sin pensarlo, mi amiga estaba especialmente emocionado con probar un restaurante de estas caracteristicas, pero cual fue nuestra sorpresa al encontrarnos que la carta constaba unicamente de dos menus degustacion al precio de 45 y 60 euros, de 5 y 7 platos respectivamente. Por el sobresalto que nos llevamos y porque ibamos con la idea de comer algo ligero para continuar con la tarde de compras, compartimos el menu de 7 platos. Dejando esto a un lado, lo cierto es que fue un descubrimiento absoluto, la comida increible, todos los platos estaban exquisitos de principio a fin, y la cantidad he de decir que fue suficiente para ambos. Volveré sin duda. Gracias por el descibrimiento.

Lila Ortega junio 16, 2011 a las 6:50 pm

Hola Adri,

gracias por todo, por la confianza y por comentar… te comento. en el post os hablaba de que el menú que yo habia probado era el ultimo menú porque desde el mes de junio comenzarian a hacer solo platos degustación… lo siento mucho! es que me enrollo tanto en los post que no todo el mundo se los lee completos (mea culpa!) de todos modos gracias por tus palabras me emociona!!!

Juanjo septiembre 21, 2013 a las 12:17 pm

Pues mi experiencia es este sitio es que la comida esta rica pero es muuuuuuyyyyy escasa y cara. Me quede con un hambre que cuando sali tuve que comerme una pizza. Creo que es un poco robo sin animo de ofender…

Ana mayo 31, 2014 a las 2:24 pm

A mi me encantó. Hago alguna cosa crudivegana pero aquí el nivel es máximo. Juanjo, mi cuñado comentó algo parecido, y es sobre todo porque este tipo de cocina aunque no lo parezca es increíblemente calórica (echa un ojo a las calorias de una manteca de cacao que llevan muchos postres o de las bases y carnes o quesos preparadas con frutos secos…), por eso las cantidades son las que son.
No me cansaré de recomendarlo, a mi me gustó mucho.

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: