ensaladilla rusa

AlmaBarcelona Restaurante © olga planas Jardin del hotel alma barcelona comerconlila

Mi ciudad natal es verde. Verde, verde… Cuando vine a vivir a Barcelona, mi compañero me decía que posiblemente echaría de menos las vistas de las montañas y los árboles al despertar, que mi espíritu andino podría sentirse inquieto en Barcelona. Nunca sentí esa nostalgia anunciada: el mar a mis pies, la arquitectura majestuosa, las múltiples ramblas arboladas a lo largo y ancho de la ciudad y sus múltiples parques impidieron que me espoleara la nostalgia. Pero el día que me senté en El Jardín del Alma, me di cuenta de lo mucho que echaba de menos los jardines…  Los jardines de barrio, el jardín de mi casa, los metros de verde que cada vivienda arropa en su interior.

Sentarme en El Jardín del Alma, con sus sillas mullidas mirando a mi alrededor los árboles y arbustos, las enredaderas me hizo sentir serena y más enamorada de esta ciudad tan llena de secretos… Pensé en el privilegio de estar sentada en medio de tanto verde y asumí que sería una experiencia costosa para quien lo disfruta, al fin y al cabo el Hotel Alma es un hotel Gran Lujo, con las implicaciones que eso supone para cualquier billetero. Sin embargo al estudiar golosa la carta de tapas y cocteles me dio una alegría adicional, pues aquí no se pasan para nada con los precios y puedes tomarte una cerveza por 3€  y comer un exquisito guacamole con unas láminas de pan de maíz crujiente y delicioso o unas patatas en gajos pequeños y con su piel con una equilibradísima y perfecta salsa brava por 4€, además sus croquetas caseras de pollo asado son imprescindibles y su ensaladilla rusa más que correcta con ventresca de atún, abundante y sabrosa. Si además quieres comer allí, a precio más que razonable, hay bocadillos gourmet que tenían muy buena pinta y que serán mi próxima asignatura.

hotel-gran-lujo-alma-barcelona-patatasbravas-croquetas-comerconlila

ensaladilla-rusahotel-alma-barcelona-comerconlila

Nosotros teníamos la invitación para cenar en la terraza y la verdad es que fue una experiencia deliciosa, no solo por la compañía sino por la calidad de los platos.

Probamos el menú degustación que por 39€  (sin los vinos) te proporciona el gustazo de cenar o comer en uno de los entornos más agradables que he descubierto en los últimos tiempos. Imprescindible su Timbal de escalibada con sardinas ahumadas y aceite de naranja, en perfecto equilibrio de texturas y sabores…

AlmaBarcelona platos Restaurante © olga planas (7) coca de sardinas comerconlila

Y mi favorito: los exquisitos Espárragos blancos de navarra con huevo poché e ibérico que quitaban el aliento.

AlmaBarcelona platos Restaurante © olga planas (6) huevo poche comerconlila

Si vais, que espero que si! no dudéis en tomar de postre el Flan de yema con nube de vainilla y crujiente de piñones, que es PERFECTO, un juego con varias texturas que te sorprenderá positivamente, como entrar en una nube.

A los pocos días de mi primera cena en Alma, volví con amigos para compartir con ellos la experiencia y pasamos una tarde perfecta en las sillas del jardín acompañando nuestra charla con vino blanco y picoteo. La tercera será con una amiga que viene a verme pronto,  la cuarta con alguien a quien quiero sorprender por su cumpleaños, la quinta con mi hermana que vendrá de vacaciones,  la sexta sola, con mi libro favorito, la séptima….

{ 2 comentarios }

Cachitos Diagonal_ ambiente_comerconlila

Había estado en Cachitos de la Rambla Catalunya, tres veces, siempre con amigos de fuera que al llegar a la altura de sus mesas en la calle, vestidas como si se tratara del Waldorf, se plantaban y me exigían comer ahí. Yo renegaba un poco,  y después y sin pudor disfrutaba como loca del ambiente cuidado y del servicio que en un lugar para tapear al uso pocas veces encuentras. En una de las 3 ocasiones tomé un arroz que estaba pasado de punto y me enfadé bastante porque no te lo esperas en un local como aquel. Afortunadamente pude encontrar una nueva oportunidad que no defraudó, al contrario.

Cachitos Diagonal_(c)jmarc ferrer_jamon

Cuando me invitaron a la presentación de Cachitos Diagonal, no me sorprendió encontrarme con bloggeras y periodistas de moda y con los abrazos y besos de mis amigos dedicados a reportar la vida mas glamorosa de Barcelona. Cachitos es un lugar para ver, para ser visto, para quedarse largo rato y hablar alto y reír.

Cachitos es un lugar en el que te sientes exitoso y tocado por la fortuna, y además comes tapas de toda la vida elaboradas con mimo y buena materia prima. En Cachitos suceden historias de amor, flechazos, y parece el entorno preciso para una película de Almodovar pero en versión alta costura.

Cachitos Diagonal_(c)jmarc-alcachofas

Me gustó llegar en esa noche fría y conversar en la barra con Estrella Salietti la decoradora del local tan estilosa como el sitio, llena de contrastes y simpatía, pero sobre todo con una vitalidad de quitarse el sombrero. Me gustó disfrutar del ambiente auténtico, lleno de guiños al imaginario que tienen los turistas de la españolidad y me gustó muchísimo el jamón ibérico que nos pasaron para abrir la velada, comí con fruición las croquetas de textura ideal ni muy firmes ni muy líquidas e intensas con jamón jamón, y las alcachofas fritas en rodajas finísimas sin nada de grasa coronadas con un huevo frito como dios manda, pero me gustó más si cabe una de las mejores ensaladillas rusas que he comido con abundante atún del bueno, y me sorprendí positivamente con las albondiguillas con patata que estaban sabrosas con una salsa cálida y amorosa como un beso de la abuela. Despúes llegó la oportunidad del arroz con alcachofas y me reconcilié con ese arroz antiguo que me había decepcionado. El punto y el sabor equilibrados y perfectos. Me gustó estar en Cachitos esa noche fría y quise seguir con la sangría hasta altas horas de la noche que me supo a poco, me gustó querer volver inclusive sin los amigos turistas. Me gustó Cachitos.

FICHA:

Ciudad: Barcelona
Dirección: Av Diagonal 508 cp: 08006
Teléfono: 932527381

 

{ 0 comentarios }