croissants

Captura de pantalla 2015-03-21 a la(s) 20.02.02

Cuando voy a mi peluquero no puedo contener mis apetitos de algún capricho en el Bubó, que esta al frente, en el centro comercial Pedralbes.  He picado croissants, pasteles de chocolate y avellana, milhojas de frutas, buñuelitos de viento rellenos de crema, alguna obra de arte con sabores tropicales, pero hoy, no se cómo tan tarde, cayó el delicioso pastelito Xabina, y tuve que comprar otros para llevar a casa. No puedo describiros la dulce ternura de una mousse de chocolate a la temperatura perfecta, con capas de crujiente de praliné y sutiles toques de sal, habas de cacao y suave bizcocho con el corazón de vainilla. Cada bocado evocaba la dulzura del beso amoroso de mi amado. Ganó el premio al mejor pastelito de chocolate en Lyon en el 2005, pero creo que su campeonato podría extenderse hasta el 2014. Probadlo y me recordaréis cuando estimule todos vuestros sentidos, y sin duda, en ese instante de dulzura y delicadeza, ese latido como de alas de mariposa,  amaréis a Carlos Mampel su creador.

{ 3 comentarios }