Blue Project Foundation Café

por Lila Ortega on enero 14, 2015 · 1 comentario

pizza-crudivegana-blueprojectcafe-comerconlila

Pizza cósmica el plato por el que volveré al café del blueproject

Durante las visitas de mis amigos vegetarianos a Barcelona descubro lugares increíbles que de otro modo no conocería. Es el caso del Blueproject foundation Café, un restaurante vegetariano, en el que la cocina es con productos absolutamente orgánicos y que tiene un buen número de platos crudiveganos en su carta. La fundación es un espacio lindo movido por un sueño: “La Blueproject Foundation es un centro multidisciplinar de arte, generador de contenido, cuyo principal objetivo es ofrecer una mirada respetuosa e intensa de la creación artística moderna y contemporánea” para estar en sintonía con su filosofía, el tema de la alimentación se orienta a crear conciencia para que entre todos hagamos una explotación de los recursos de la tierra más sostenible y ética.

Comimos diferentes platos interesantes y novedosos, pero lo más recomendable es la pizza cósmica, con la base hecha de trigo sarraceno y zanahoria con salsa de tomate crudo, queso de anacardos, rúcula y aceitunas que era una exquisitez… la base era una especie de galletita fina muy crocante y sabrosa. Me gustaría describirte con mayor precisión las sensaciones de frescura y ligereza de este plato, el juego de contrastes entre los diferentes sabores y texturas pero es una experiencia que debes vivir pues además se acompaña de la sensación de estar aportando a tu cuerpo y al planeta muchos beneficios. La ración es pequeña como verás en la foto y cuesta 7€ que no es barato, pero cuando imaginas todo el esfuerzo y la calidad de las materias primas con las que preparan este plato lo perdonas.

platos-blueprojectcafe-comerconlila

También tomamos Hummus con finas tiras de semillas que son ahora mi perdición, unas galletitas crujientes de sabores intensos que los crudiveganos toman con sus comidas para aportar proteínas y además como tienen grasas buenas de los frutos secos aportan energía. Deliciosas. El hummus normal aunque un poco más dulce del que yo he probado siempre pero no lo pediría de nuevo porque aquí los precios son un poco más altos de lo habitual y yo me preparo un hummus en mi casa que esta de muerte. Igual sucede con el Baba ganoush (o mutabal) que es crema de berenjenas suave y untuosa que es una delicia y que aporta sabores ahumados y densos, pero que podrías comer en otros locales a menor precio.

Uno de mis compañeros de mesa pidió la hamburguesa vegetal, de garbanzos y acompañamiento de brotes de alfalfa, lechuga, zanahoria en julianas, remolacha, tomate, pepino… Un plato sano y sabroso pero que no me dijo nada especial, muchos trozos de verdura fresca que se caian del pan y creaban un caos en el plato y en la boca, me costó distinguir el sabor y la textura de la hamburguesa vegetal.

La ensalada de otro de mis acompañantes y los rollitos de verduras padecían de lo mismo, un exceso de verdura cruda en juliana que unificaba todos los sabores y creaba la sensación de estas comiendo lo mismo que los demás, no subo las fotos porque están peor que las del collage y eso ya es casi imposible!

El postre: un pastel de zanahoria, crudo con el vegetal rallado finísimo y compactado con sirope de agave, coco rallado y haba tonka, cubierto de una capa muy fina de crema de anacardos con sabor a limón, que es como una pasta densa y compacta muy dulce y bastante sabrosa pero no podía compararse con una tarta de zanahoria como estamos habituados…

Es decir, si yo decidiera que no vuelvo a comer nunca más pasteles horneados,  ni azúcares, ni harinas, posiblemente iría cada vez que pudiera, porque quienes tienen dietas restrictivas encuentran pocos lugares adecuados para disfrutar de la buena mesa y aquí todo esta más que correcto!  También me pareció interesante la experiencia porque el ambiente es muy agradable, con una cantidad considerable de público extranjero (había 4 mesas y en en todas ellas oímos hablar francés, inglés catalán y castellano a partes iguales… ) relajado, amable y dulce… la cocina curiosa y recomendable para personas con la motivación especial por este tipo de cocina y dispuesta a pagar un poco más de lo habitual por una comida, eso si, con la certeza de que comiendo de este modo esta mimando su cuerpo y al planeta…

Yo volveré algún día para tomarme una pizza cósmica de nuevo y salir más contenta que unas pascuas (eso si, tendré que pasar de camino a casa por el mosquito a tomarme una ración de Dim Sum para completar ; ))

FICHA:

Ciudad: Barcelona.
Dirección:C/Princesa 57
Teléfono: 931 824 371 (importante reservar pues la sala es muy pequeña)
Precio Medio: 20€ pero hay un menú del día por 15€ que tiene varios de los platos que probé de carta.

{ 1 comentario… leelo a continuación oañadir uno }

ivana enero 15, 2015 a las 12:22 pm

esa pizza tiene una pinta increíble!

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: