Restaurante La Ramona

por Lila Ortega on noviembre 4, 2014 · 0 comentarios

restaurante-laramona-comerconlila-sopa-cebolla

La sencillez de la propuesta y de sus protagonistas, nos habla de un restaurante cercano y cálido dirigido básicamente a consumidores de proximidad, pues en La Ramona no hay pretensiones de diseño ni aires de grandeza. Lo que sucede es que una vez que te adentras en su mundo, La Ramona deja de ser el restaurantito de barrio para convertirse en MUCHO MÁS. Una oferta cuidada a precios imbatibles y un ambiente muy especial, son algunos de los reclamos más importantes de La Ramona.

Yo fui invitada por Rosamary, la maravillosa creadora de A la Carte menus y Antonio, @Mrsushi, que a muy poco de conocerles se han hecho un sitio en mi parcela de afectos. Pero este post no va de ellos, aunque merecerían un libro completo… Pasaros por sus cuentas y lo veréis.

Al entrar en La Ramona, con sus mesas rústicas, pocas, su barra y la micro cocinita a la vista, me encontré con un par de zombies tipo Michel Jackson en Thriller. No era por Halloween, era porque las chicas de La Ramona, se divierten y nos divierten cada tanto con sus vídeos de presentación del menú del día: vale la pena verlos todos!

Si esta forma peculiar de vivir el restaurante fuera poco disfrutamos de un menú del día de 10,5€ que no podía ser más equilibrado y delicioso.

Por las noches, Podrás comer de carta por un precio irrisorio y muchos platos de calidad de corte mediterráneo tradicional y toques creativos, pero sin exageraciones.

Al probar los platos de María su cocinera, pienso que ella encontró el lugar perfecto para su danza con las cazuelas. Un Lugar como La Ramona, en la que la cocina es más que cocina, platos no encorsetados en pretensiones de grandeza. Aquí disfrutarás de propuestas de toda la vida pero ejecutadas con tanto mimo, y elegancia, que te darán ganas de abrazar a su creadora.

Tomé su sopa de cebolla con panceta crujiente, que me invitaba a paladear cada bocado. Unas cebollas casi confitadas, profundas y con carácter que me deleitaban con su tono marrón de cremita cálida de otoño. No es fotogénica pero creedme que es una delicia.

restaurante-laramona-guisos-comerconlila

De segundo yo tomé Cassoulet de alubias blancas con pato, que NUNCA hallarás en un menú del día de 10,5€ fuera de La Ramona. Imposible.  Uno de mis acompañantes tomó alcachofas guisadas que se veían de infarto, mojó el pan con los restos de la salsa, con eso lo digo todo.

restaurante-laramona-pasteldequeso-comerconlila
De postre un pastel de queso que tenía una textura de mousse, menos contundente del tradicional. Fresco y ligero, con notas divertidas como el ácido de los frutos rojos.

Mis amigos y yo reímos, casi cantamos, disfrutamos, saboreamos y sentimos… Porque en la cocina no todo son las recetas que te llevan a un plato, hay tanto más y es tan sutil… y las chicas de La Ramona parecen tenerlo incorporado en su ADN.

Como ya lo imaginaréis en La Ramona comeré muchas veces.

Ficha:

Ciudad: Barcelona
Dirección: C/Roger de Flor 262.
Teléfono: 930 107 479. o 692 979 616.
Precio medio: 16€ por cabeza sin vino.

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: