Airbnb en La Provenza (Carpentras) una experiencia dulce

por Lila Ortega on agosto 18, 2014 · 0 comentarios

0 thierry et Lila

Con Thierry, nuestro anfitrión

En estos días de verano disfruté de unos bucólicos días en la Provenza, la zona más cercana al Macizo el Luberon que enmarca un valle salpicado de pueblecitos de cine y de campos de cultivo de belleza inigualable. Para ir a nuestra excursión habíamos pensado en Menebres, uno de los encantadores pueblos de la zona pero todo estaba lleno. Elegimos buscar el hospedaje a través de Airbnb y esta decisión se convirtió en una preciosa oportunidad, pues llegamos a un espacio en el que nos sentimos como en casa, con un amigo de toda la vida. Yo soy bastante independiente y tímida a la vez, así que la oferta de airbnb me asusta un poco: siempre temo un anfitrión excesivamente locuaz o presente… es un plan especial, éste de llegar a un bed and breakfast en el que los propietarios están compartiendo contigo su casa. Mis dos experiencias han sido fantásticas y pienso repetir y recomendarlo a todos.

La casa está en Carpentras, una ciudad noble, señorial pero a la vez con muchos rincones con aires rústicos, como el centro porticado, que me encantan. En cada calle hay guiños para los amantes de la arquitectura, del diseño, la gastronomía, la cultura, los paisajes y la vida. Una ciudad en la que la modernidad y la comodidad no riñen con un entorno rural altamente conservado.

2 higo y saint felicien

Disfruto mucho cuando viajo, intento comprar los productos locales y hacer varias comidas en casa, descubriendo ingredientes, especias, estilos culinarios. En esta ocasión compré diferentes variedades de quesos: Cantal, St. Marcellin, St. Félicien,  Mimolette, Rocamadour, y al regresar de nuestros paseos cotidianos tomábamos quesos e higos bajo la higuera, confituras de frutos rojos y ruibarbo, paté de campagne y foie…

Nos alojamos AQUI en una pequeña casita con el anfitrión más tranquilo y dulce del mundo. En su hogar nos sentimos en el nuestro y su higuera nos dio sombra y frutos generosos. En la región las higueras llevan miles de años ocupando el territorio. Cuenta Thierry que cada casa tenía la suya, como un mantra. Disfruté de los parajes y las calles con ese olor dulce de los frutos más voluptuosos del mundo.

3 IMG_2712-007

Un viaje más que recomendable. Y si tienes posibilidades ahora que se aproxima la vendimia, podrás hacer una escapada  de cine.  (en Menebres y toda la zona del Luberon se filmó A good Year con Russell Crowe).

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: