DEGUSTAR MADRID POR 25€

por Lila Ortega on junio 2, 2010 · 5 comentarios

dimlogo

Acabo de llegar de una comida memorable en un restaurante Thai sin igual. Os lo cuento todo: hace unos días me presentaron la página Degusta Madrid un proyecto en el que participan personas que saben de gastronomía y del buen comer… La idea no podía ser más interesante en estos tiempos de crisis: en la página Degusta Madrid habrá una selección de restaurantes de calidad probada que ofrecerán a quienes reservemos desde allí, un menú que incluye el vino, primero, segundo, postre e IVA por 25€ por cabeza, sin sorpresas adicionales de ningún tipo.

Yo conozco varios de los restaurantes que están en la selección de este mes, pero como no había probado el menú Degusta Madrid decidí ir a por uno. La experiencia no pudo ser más gratificante. Elegí el Restaurante de cocina Thai Oam Thong en la calle Corazón de Maria, 7. Al entrar me sentí relajada con su decoración en tonos tierra, la variedad de texturas y el juego entre la calidez y la frialdad de la decoración (muros de pizarra y de bambu en un entramado ligero y agradable, sillas cómodas de respaldo alto en color beish, suelos de gres marrón oscuro, que me hicieron sentir en el corazón de la tierra….

oamthong-cocinathai-comerconlila
Como soy escéptica con los precios en la ciudad, fui preparada para tomar un menú pequeño o con platos resultones pero baratos. No podía estar más lejos de la realidad. Comí mucho más de lo que corresponde a un apetito normal y probé materias primas de primera.

Al llegar di mi nombre porque reservé a traves de la web Degusta Madrid, inmediatamente llevaron a mi mesa un par de copas de Cava Reserva Brut Nature  “Emendis” que fue un buen comienzo, es un cava fresco, refrescante, ligeramente cítrico con una burbuja fina y elegante.

El menú degusta estaba apetitoso porque nos daban 6 opciones para elegir el primero y 7 para los segundos entre los cuales nos costó Dios y ayuda decantarnos y renunciar a los otros platos de la oferta.

Podíamos tomar un vino tinto semi crianza de Emendis, que iba bien con mi segundo, o un blanco Emendis trio, los dos D.O Penedés, que iba perfecto con dos de los platos elegidos … Optamos por el blanco que estaba lustroso, fresco, afrutado, perfecto para las sensaciones producidas por los platos.

Los primeros:

Mi amiga pidió el típico Pad thai tailandés, esos tallarines de arroz, casi transparentes de consistencia firme, salteados al wok (pero no secos, sino jugosos) con pequeños langostinos, verduritas y rodajas de lima que estaba fresco, equilibrado con sabores de campo, de hierbas aromáticas y toda la riqueza que caracteriza la cocina thai... Era un plato que parecia una mujer hermosa de piel blanquísima y pelo negro azabache, vestida apenas con un kimono de seda de flores rojas, azules y verdes… Sobriedad y alegria a la vez… con un acierto adicional: el picante al lado en un cuenquito para regular el grado de intensidad según tu sensibilidad…

Yo pedí la crema Thong Yam Kung, una sopa suavemente picante de langostinos, hojas de lima (aromáticas y celestiales) coco, lemongrass (abundante y con un aroma citrico suave pero potente a la vez más por su aroma que por acidez;  galanga (que me recuerda al jengibre pero es menos picante) y chili en raciones discretas pues la sopita potente y perfumada era como una obertura de musica clásica… De entrada fuerte, firme pero no estridente, que se va abriendo lenta pero inexorablemente… Delicioso. Aunque hacia calor la sopa me vino de perlas, con su invitación a explorar sabores y sensaciones juguetonas…

De segundos: mi amiga tomó los langostinos con salsa de tamarindo: 8 piezas grandes del marisco fresco, aunque para mi excesivamente cocidos pero sabrosos) con una salsa impactante por su equilibrio entre el ácido y el dulce, que se acompañaba con un arroz jazmín aromatico y neutro que se impregnaba de las salsas perfectas. De relamerse. Yo pedí la carrillera de ternera (tan suave y tan bien impregnada la grasa y el nervio o gelatina) que era un placer sensorial con una salsa ligera de coco, carne, pimienta y algunas suaves especias que no logré identificar y que desató mi frenesi comilón. Queria parar porque las raciones son abundantes pero todo el tiempo queria un poco más, mezclaba un poco la salsa de tamarindo con los restos de la carne de ternera, jugaba con los contrastes y comí como un demonio de tasmania! pero lo mejor; despacio pues los platos de la cocina Thai, se degustan con pausa, para detectar cada nota, cada guiño de fruta, de picante, de hierba… ABSOLUTAMENTE RECOMENDABLE.

De postre un flan de coco tipico de esas tierras, con helado de coco que parecía hecho con la crema de coco que utilizamos para cocinar por su textura grasa y densa, muy aromático. Comí de cine y sin sorpresas: SOLO 25€ por cabeza TODO INCLUIDO.

Quedé con ganas de reservar nuevamente en Degusta Madrid pues conozco varios de los restaurantes que tienen la oferta del menú degusta como el Tepic, el Wagaboo Martinez Campos, el Wagaboo Ayalay el Chic… Voy a por todos!!!

{ 5 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Futuro Bloguero junio 3, 2010 a las 6:40 pm

Qué buena pista Lila, y además a precio súper! Genial.

Por cierto, Has pasado por mi blog? Yo aún no me lo puedo creer…

Lazy Blog

geogesbovary junio 29, 2010 a las 10:01 am

Calidad probada, ¡es broma, no? :/

La verdad es que las recomendaciones de la página son muy buenas. Muy, muy, buenas.

En el caso de Degusta Madrid y, más exactamente de, Maximiliam me resulta una tomadura de pelo, nunca mejor dicho ;) Lo que me hace dudar del resto.

Un día cualquiera de fin de semana dando un paseo entro en el local atraído por el que parece un buen restaurante. A la puerta están un camarero y una segunda persona que nos invitan a entrar. –Bien. Probemos-

El primero, vale. ¿Y el segundo…? Secreto… ¡Uhm, qué buena pinta! Lo voy a cortar y, ¡Oh, sorpresa…! Un pelo, uno largo como un día sin pan. Pido que por favor me traigan otro. Hasta ahí todo normal, puede pasar. Al rato vuelve el camarero y me dice que no, que tiene que ser mío… Upsss, bueno, lo dejamos estar.

Al cabo de un minuto vuelve con el mismo plato diciéndonos que el cocinero lo ha pasado así bien… A lo que no queda otra que levantarse e irse.

Sí, es sólo una anécdota. No es el hecho en sí de la comida es lo poco profesional de un espacio que no sólo es la comida.

Lila Ortega junio 30, 2010 a las 12:19 pm

hola! la verdad es que creo que tu enfado con el restaurante tiene algo de sentido, pero no creo que sea suficiente para juzgar todos los restaurantes que ofrecen en la página de degusta madrid , ni siquiera el juzgar al Maximilian por esta anécdota… cuando yo tengo una mala experiencia no publico la crónica pero si me ha parecido flagrante vuelo al menos dos veces al local, porque a veces sucede que hay un cambio temporal en la cocina, un mal dia… En mi opinión, lo del pelo es llamativo, pero no me parece suficiente para desacreditar todo el local. Sin duda tienen mala puntuación en atención al cliente y han cometido un error, que por cierto solo puede generar antipatía que hace que juzguemos la comida y todo lo demás con una optica de enfado bastante perjudicial, como supongo que es vuestro caso… Me imagino que si en Maximilian necesitan un cambio, es, sin dudas en el área de marketing… sin duda… Siento no poder daros mis impresiones de su cocina porque no conozco este restaurante, pero me lo pongo en los pendientes y os cuento mi experiencia, que claro, será una experiencia unica y subjetiva que sirve de orientación, no de juicio sumarisimo…

un abrazo

georgesbovary julio 6, 2010 a las 7:45 pm

No, no, no es enfado… Fue sorpresa, mala pero sorpresa ;). Es verdad no se trata más que de una anécdota y como tal lo expreso.

No es severidad, es lo que es. Una muy poco acertada reacción que seguro no hace justicia con lo que es el local. Lo que va a ser más difícil es que repita. Por qué.

Por lo demás es inevitable que en buena o mala medida el resto de restaurantes se vean “afectados”. Lo cierto es que si se presentan como restaurantes de probada calidad lo que esperas es que en efecto lo sean, ¿no?

Bueno, gracias en cualquier caso por las recomendaciones

consainz diciembre 9, 2011 a las 3:22 pm

A mi me pasó algo parecido. Vivo muy cerca y nos gusta probar. La atención fué pésima la calidad nada extraordinaria y si que recuerdo que el precío fue mas del doble de lo que pone en tu articulo.

un saludo

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: