RESTAURANTE SIXTINA

por Lila Ortega on abril 12, 2010 · 4 comentarios

sixtina-comerconlila
Ciudad: Santander
Dirección: C/Del Sol, 47
Teléfono: 942 21 95 95.

Hoy voy a presentaros un nuevo restaurante de mi viaje a Cantabria, ubicado en el corazón de la agradable y señorial ciudad de Santander, que es un punto perfecto para ser el centro de operaciones en la exploración de Cantabria.

Lo primero que ves al llegar es la pintura del techo, que imitando las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira dominan la sala decorada con detalles abundantes y muy variados, dando al espacio un tono de bazar, de casa de ex-hippies que han conseguido dinero cuando han arrimado el hombro a la rueda pero que persisten en sus preferencias estéticas, creando para mi sorpresa un ambiente divertido, cálido, entrañable en el que la decoración ecléctica y caotica es sólo una señal de un espíritu curioso como el de los gatitos recién nacidos.

Aunque me ha encantado me temí que la cocina fuera tan irregular como la decoración, así que abordé la carta con un vaivén de esceptisismo y esperanza. Os anticipo que fue uno de los restaurantes que más me gustó de todo el viaje…

Los platos:
croquetaespinacaytostabrie-comerconlila2
De aperitivo un Tartar de aguacate con tosta de brie muy sabroso, porque cada ingrediente en su estado puro armonizaba perfectamente con sus acompañantes. La tosta era una teja delgada y crujiente con profundo sabor a queso. El aguacate exquisito como siempre.
Acompañado de una de las sorpresas más encantadoras de la noche, una croqueta de espinaca y cabrales a la que habría que hacerle un monumento.  Equilibrada: doradita por fuera jugosa por dentro, el queso presente sin embotar…

A estas alturas me había dado cuenta yo que la alquimia en la cocina habitaba en esta casa y esperé cada plato relamiéndome.
sopadetomateyanchoas-comerconlila
Para seguir Sopa de tomate Raf, dulce y con mucho sabor con una anchoa perfecta, claro, queso mozarella tibio que ofrecía una leve resistencia al diente y una teja delgadisima de sobao tostado! maravilloso invento que daba toques dulzones y suaves a esa anchoa llenadora, voluntariosa y  perseverante que nos cautiva a todos con su fuerza pero que a veces nos hace llorar… El panecillo dulce y el tomate la apaciguan como buenos amantes…

También una yema de huevo amarilla como un sol inclemente con espárrago blanco y tocineta iberica, una combinación perfecta que dejaba un rastro perseverante en la boca y que me hizo desear vivir en Santander para comerla mas de una vez… Y no encuentro la foto! imaginadla por favor como un manjar además perfectamente presentado.

arrozcarabineros-comerconlila
Después Arroz cremoso con carabinero muy poco hecho con un cristalito de sal gorda y los granos del arroz firmes y consistentes que era para echar cochetes… Cuando pensábamos, mis acompañantes y yo, que ya habíamos tocado la cima nos trajeron otro regalo digno de los paladares más exigentes y que fué mi plato favorito, aunque todos iban empatando en primer puesto:

lubinaconsopadeboletus-comerconlila
Lubina asada a la media sal con sopa de boletus y guisantes… que olía mucho a tierra, a huerto fresco recién regado, a mar, a buen hogar… dejándome extasiada antes siquiera de probarlo… el pescado tiernisimo con un sabor definido y firme se rodeaba del caldito más sabroso del mundo… Casi no consigo separarme de las evocaciones que este plato suscitó… La conversación bajó de tono y todos suspirábamos casi al unisono… Hubiese querido guardar mis sensaciones varios minutos y casi cerrar ahí, pero afortunadamente no fue posible porque nos trajeron un
raviolirabodetoro-comerconlila
Ravioli de rabo de toro con crema de coliflor y castañas que estaba a la altura de la lubina… la carne tierna y sabrosa dentro del saquito de pasta fresca que tenia la textura ideal. El coliflor que podría parecer demasiado intenso para este plato era un complemento inmejorable, increíble.
granizadonaranjatrestexturas-comerconlila
Para cerrar el postre digno de toda la comida: Granizado de naranja con espuma de miel y vainilla en diferentes texturas y que ayudaba perfectamente a una digestión fácil que estuvo acompañada de los deseos vehementes de volver a Sixtina.

En tiempos de Torquemada nos hubiesen quemado vivos a todos los que disfrutamos de esta bacanal donde cada plato podía ser el único!

Nota: en la carta de su pagina web no veréis los platos que comimos porque los hacen por las noches fuera de carta…

{ 4 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Akane abril 12, 2010 a las 7:56 pm

Qué delicia de platos, y qué delicia disfrutar de tus palabras, como siempre. Pues queda apuntadísimo este restaurante para cuando por fin me acerque a tierras cántabras, que tengo ya muchas ganas.

Gracias como siempre por compartir tus experiencias 🙂

Lila Ortega abril 13, 2010 a las 9:58 am

Gracias akane querida!!! como siempre encantada con tus palabras…. y tu visita! voy a tu blog para dejarte mi comentario del carrot cake!

Olga Lucia Angel abril 13, 2010 a las 4:27 pm

Lila

Todo lo que describes es tan perfecto que casi puedo olerlo y saborearlo…..gracias por la mágia de tu artículo

olga

Alicia abril 14, 2010 a las 1:06 pm

Hola lilian, me ha encantado la descripción de los platos, de lo mejor en comida creativa que he comido, añado la buena atención y amabilidad de los propietarios. Besotes, Alicia

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: