RESTAURANTE ASTURIANO TEITU

por Lila Ortega on diciembre 14, 2009 · 3 comentarios

teitu-salaabajo-comerconlila

Dirección: Capitán Haya, 20
Téléfono: 91 556 21 14
Ciudad: Madrid

Al Teitu hay que ir con hambre y con ganas de gente, de calor, de buena sidra. La tarde de esta crónica hacia un frio notorio y mis pasos hacia la entrada se hicieron imperiosos. Mi amiga me esperaba ya en la mesa, encantada con la decoración típica y cálida del local. Los reservados imitando las pallozas daban al ambiente un toque de tipismo que podría ser poco agraciado, pero que, en contra de mis expectativas, daba una agradable sensación de calidez y recogimiento a pesar del gran tamaño de la sala.

Había  abundancia de comensales, bastante heterodoxos por cierto: ejecutivos de diferentes edades, grupos de gente pos los 40′, mesas de amigas….

fabada-asturiana-teitu1-comerconlila
Recordé súbitamente, gracias a los aromas de carbón de encina y a las grandes y humeantes soperas de fabes que circulaban por el local, que tengo el alma campesina, un alma que se expresa siempre en momentos especiales y que no riñe con mi gusto por los restaurantes de diseño y mi enorme afición a la cocina experimental y a las preparaciones sorprendentes.

Os lo advierto: en Teitu algo profundo e ignorado se expresa… Y aquí uno es feliz como un gato frente al fuego.

La carta generosa con platos tradicionales de la cocina asturiana. Carnes, Legumbres, Pescados… Elegir fue tan difícil y mi amiga es tan condescendiente que pedimos mucho más de lo que el cuerpo aguanta. Primero y al centro de la mesa una ración de pulpo de pedrero (18€), que era tan grande que habria servido de primer plato para entre las dos. Éste pulpo tiene una textura remarcable, pues es firme y tierno, no blandengue… Es capturado en la costa no en alta mar. Lo preparan con un buen chorro de aceite de oliva y pimentón picantito… Su sabor, sutil y permanente, fue una delicia. Acompañamos todo con una sidra fresca, seca, deliciosa.

solomillo-fileteado-comerconlila

Como con frecuencia en mi vida se juntan el hambre y las ganas de comer, no pude resistirme a probar las fabes con almejas, pero también quería probar la fabada asturiana tradicional! Así que conseguimos, no se si es posible  hacerlo con frecuencia (mi amiga es muy convincente… ) que nos sirvieran media ración de cada una… Fue un exceso digno de película. Cuando llegó el camarero con la sopera me vi obligada a recordarle que era sólo media ración. Me explicó que evidentemente esta era la media, casi no le creo. Las  fabes con almejas ( 18.50€ la racion completa) tenía abundantes moluscos gordos y sabrosos que acompañaban perfectamente unas legumbres mantecosas, suaves, aromáticas… La fabada asturiana (16€) estaba deliciosa y suave aunque contundente, como tiene que ser: Un plato que levantaria a los muertos. La morcilla estaba impecable con una textura suave y que iba disolviéndose en la salsa de la fabada dando ese toque denso, picante y fuerte de un embutido bien hecho. El chorizo de buenisima calidad y un tocino que se deshacía al contacto con el tenedor, con mucha carne.  Para una persona discreta y sensata, este sería el final de la comida, pero mi amiga y yo somos un poco exageradas y pedimos para compartir, un entrecote fileteado a la parrilla (22€) Quise tener el hambre del comienzo. La carne asturiana de la mejor calidad, con un sabor expresivo, claro, identificable, que estaba al punto y que despedía sus aromas como una flor que se abre. Nos reimos de nuestra inverosimil capacidad de ingesta mientras observábamos a los vecinos de mesa, dos señores muy bien puestos que también habían perdido el sentido de la mesura con sus platos rebozantes.

Tuve que repetirme una y otra vez la consigna: A Teitu hay que ir con hambre porque además de enormes raciones y calidades irreprochables, tienen un postre de antología: una tarta tatin (tartina de manzana), con su delgadísima masa de hojaldre tostado y helado de vainilla de un sabor excepcional (7,50€) que se hace imperativo para “bajar” la comida y que lamentablemente no alcancé a terminar…  Hoy pienso en todas las fabes, toda la carne, las patatas fritas blandas y a la vez cujientes que se quedaron en mi plato y no me lo perdono.. La proxima vez no ceno la noche anterior, no desayuno el mismo día y hago un par de kilómetros de piscina antes de ir a comer jejeje.

Os va a encantar Teitu.

{ 3 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Beatriz diciembre 15, 2009 a las 4:55 pm

Hola Lila, que ilusión tu crítica sobre Teitu, uno de mis preferidos!!!! Siempre me pasa algo parecido, no perdono tomar fabada asturiana pero tampoco perdono la carne. Solución: una fabada de entrada para compartir! pero cuando llega…….podría ser para cuatro personas!!!!si, pero la verdad es que entre dos siempre nos la acabamos!!!! Y su entrecotte, ¡que maravilla! Me resulta complicadísima que en los restaurantes acierten con el punto que me gusta: crudo por dentro y sellado por fuera. Pues en Teitu, ¡NO HAY QUE EXPLICÁRSELO! saben de que hablo, pero no sólo eso, sino que creo que es uno de los sitios donde cada vez que llega la carne me sorprende, el punto perfecto y la calidad de la misma. Eso si, nunca he conseguido llegar al postre :)
También me encanta “aperitivear” en su barra, te lo recomiendo, claro para un día que no te vayas a quedar a comer. cómo tu bien dices, a Teitu hay que ir a comer con mucha hambre!!! Pero la barra tiene un ambiente muy muy agradable y todo buenísimo.
También te recomiendo un hermano de Teitu, La Leñera en la calle Barbieri. Es del estilo del Teitu pero más acogedor y mucho más tranquilo, aunque con la misma calidad. Vinos espectaculares también.
En fin, una gloria ir a cualquiera de los dos.
Besos y siguenos enseñando!!!!
Beatriz

Lila Ortega diciembre 16, 2009 a las 10:18 am

Hola! gracias por tus comentarios :) me encanta recibir retroalimentación sobre los restaurantes que os recomiendo y conocer experiencias similares o diferentes…. y si es tan completa mejor que mejor!!! es un placer coincidir contigo en lo que dices… y lo de las raciones! es impresionante… Pues si se piden una fabada y una carne para compartir ya comen dos personas perfectamente no? lo del postre es super recomendable, pide la tartina jajaja

Evelys diciembre 20, 2009 a las 6:37 pm

Hola Lila:
Como se agradece y presta oír a la gente hablar bien de nuestra gastronomía.Me encanta saber que puedes disfrutar de esos platos,yo practicamente los pongo como comida habitual y los disfruto como si no los pudiera volver a probar.Esa fabada,ese arroz con leche,ese entrecot al cabrales..uhmm
jajajaja como siga así me entra el hambre.
Muchisimas gracias por valorar nuestra gastronomía.
Un beso y un saludo desde Gijón-Asturias.

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: