RESTAURANTE EL CHISCON DE CASTELLÓ

por Lila Ortega on noviembre 23, 2009 · 9 comentarios

restaurante-elchiscon-comerconlila

Ciudad: Madrid.
Dirección: Castelló, 3
Teléfono: 915755662

Precio Medio: 35€ sin el vino, Pero hay un menú que también se sirve por la noche! llamado “pequeña carta con 11 platos entre primeros y segundos a elegir y 5 postres a sólo 26€ con café incluído…

Pertenecer a un lugar, a un grupo, a una familia… Todos en algún momento de nuestras vidas necesitamos la constatación de ser parte de algo más grande, más antiguo, más sabio que nosotros… Cuando conocí El Chiscón, esa sensación de extranjería que con frecuencia me acompaña, se diluyó con un plumazo. Un plumazo con la forma de un encuentro cultural en el que hablamos de historia y gastronomía y probamos platos favoritos de personajes enormes, aderezados por la charla inteligente de Miquel Ángel Almodovar,  amigo y maestro permanente con vocación de gaviero.

Allí conocí a Maria la propietaria que organiza concursos de relato, relacionados con temas específicos que varian cada año y que tienen que ver con la gastronomía y los vinos… Y que como Miguel Ángel es una persona inquieta, inteligente y cálida…

Al tiempo me enamoré de la impecable factura de todos los platos de El Chiscón, de la manera magistral de respetar la escencia de cada materia prima y del juego en el que me meto cuando me siento a la mesa… Pues en El Chiscón me siento madrileña, de repente encuentro el tesoro de la historia compartida con alguien, aunque mi historia esté tejida a 8.000 km de Madrid, y me siento agradecida porque al sentarme a la mesa, ese ambiente castizo y cálido sin los atributos de envaramiento que a veces acompañan lo clásico, me traslada a la casa de los abuelos en Bogotá… Lo agradezco como sólo pueden agradecerlo los exiliados, los inmigrantes, los trotamundos que necesitamos a veces un descanso de nuestros avatares…

platera-pardina-pieazul-elchiscon-comerconlila

El día de esta crónica, un perfecto día de otoño, comimos un delicioso revuelto de setas de temporada: platera, pardina y pie azul con buen aceite de oliva, un  huevo poché y un poco de aromática trufa que eran la escencia misma del otoño… La preparación no podía ser más perfecta pues el huevo separado de las setas podías mezclarlo como quería,  coloreando y dando a mi plato un leve tono dorado, como si fuera un rayo de sol en medio del bosque umbrío… Ummm recordarlo me da hambre, hambre selectivo que no exige calorías…

setas-de-temporada-trufa-huevopoche-elchiscon-comerconlila

De plato fuerte: Róbalo con bilbaina de almendras sobre crujientes y coloridas verduritas, (17€) que fue casi magia pues no es muy frecuente hallar este pescado exquisito de carne blanca y firme en las cartas de Madrid, digo que fue mágico porque me sentía madrileña sin renunciar a mis recuerdos Colombianos con un pescado tan frecuente en las playas del caribe… (os iba a poner el link de wikipedia para profundizar en las caracteristicas del róbalo y oh sorpresa en la wiki lo confunden con la lubina pero definitivamente NO son lo mismo tienen textura diferente y  sabor diferente) . La receta estaba divina. La carne jugosa, prieta como el cuerpo de un deportista de 17 años, y  con todo el sabor intacto y consistente de la frescura y la juventud… Un sabor que perduraba y se acompañaba de los toques vegetales de las verduras y las notas ahumadas de las almendras tostadas… Os juro que estaba exactamente igual de bueno a como se ve en la magnifica foto (como las demás) que me envió Miguel Ángel… gracias : )

robalo-conalmendras-elchiscon-comerconlila

Mi amigo Miguel Ángel tomó Bacalao confitado con sus callos y potaje de garbanzos (21€) que estaba obviamente increible… todos los ingresdientes en su punto jugando a la diferencia, al arte maravilloso de mezclarse bien…

bacalao-restaurante-elchiscon-comerconlila

Para cerrar un exquisito, sin exageraciones, helado de caramelo salado: era un toffe denso, estirante, con el toque de sal que resaltaba sus sabores… A veces soy madrileña: nacida en El Chiscón, castelló 3.

{ 7 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Ivana noviembre 23, 2009 a las 5:27 pm

ñam! ñam!!! que delicia!!

Akane noviembre 23, 2009 a las 9:08 pm

Madre mía, tus descripciones de los platos y de la experiencia que te supuso disfrutarlos casi casi es para mayores de edad :P Fantástico relato!
Y oh, qué buenísima pinta tienen, sobre todo ese róbalo!

Lila Ortega noviembre 24, 2009 a las 1:11 pm

Gracias a ambas!!!
Akane, jajaja es cierto creo que para mi el acto de comer es erótico… definitivamente y me evoca sensaciones que exigen discreción jajaja. No sabes cómo estaba el Róbalo! de hecho Miguel Angel tuvo que detenerme para poder hacer la foto…

rebeca noviembre 25, 2009 a las 12:55 pm

Que sorpresa tu comentario en mi blog! sabia qe tenias blog, de cuando empeze con la publicidad y eso pero no lo recordaba! hablamos Lila! Un besazo!

Marisa noviembre 25, 2009 a las 9:25 pm

Pero que buena pinta tiene todo!!! Se me acaba de abrir el apetito!!!

Iván enero 7, 2010 a las 11:12 am

Estuve ayer comiendo en el Chiscón con mi mujer y decidimos seguir tus recomendaciones. Ella pidió el róbalo y ¡madre mía cómo estaba! Increíble
Y toda la velada fue excelente. Un sitio altamente recomendable. Gracias por tu blog!!!!

Lila Ortega enero 7, 2010 a las 11:57 am

Gracias Iván!!! A ti gracias por visitarme y alentarme! me encanta haber acertado con vosotros… Cuando recuerdo ese plato la boca me hace aguas!

Escribir un Comentario

{ 2 trackbacks }

Post anterior:

Post siguiente: