RESTAURANTE MATILDA

por Lila Ortega on julio 3, 2009 · 12 comentarios

matilda-puerta-comerconlila

Ciudad: Sant Cugat del Vallès, Barcelona
Dirección: Plana del Hospital, 7.
Teléfono: 93 590 05 06.

Ayer intenté huir del calor enrumbando hacia Collserola. La visión de montañas y árboles siempre e reconforta y la sensación de calor disminuye. Me sentí libre y feliz. Después de ese paseito recomendable, por la sombra, el hambre apretaba y como no, decidimos ir a uno de los mejores restaurantes de Sant Cugat del Vallés: Matilda.
Un espacio encantador y fresco con techos abovedados con vigas de madera, claraboyas y un aspecto de templo, edificio industrial y lounge que combina la modernidad y el clasisismo de forma magistral.

matilda-techo-comerconlila
La cocina vista con muchos cocineros impecables y ajetreados es otro puntazo. A las tres de la tarde con un calor insoportable entrar en Matilda fue llegar a un oásis. Había mesas espaciadas y bien puestas ocupadas por amigos del mismo sexo, parejas románticas y un grupo familiar silencioso y educado. Pedimos el menú del día y lamentablemente mi amiga y yo coincidimos en nuestras apetencias y no puedo hablaros sino de un primero y un segundo cuando había para elegir 6 primeros, 6 segundos, 5 postres….
Lo primero que me gustó fue el pan doradito y con mucha corteza acompañado de buen tomate para untar y aceite de oliva de excelente calidad. Además (estas cosas son signos de generosidad que después se notan en la cocina y las raciones) llegó el vino de la casa que pidio mi amiga… Toda la botella de un Coto de Hayas blanco, del 2008 muy aromático y fresco.. Yo que que había pedido agua obtuve un litro de agua embotellada en cristal, como debe ser y que reposaba en la hielera junto al vino.

De primero pedimos ensaladas variadas con queso azul, fresones y gambas que tenia mucho verde y mucha fruta… La cantidad de queso me pareció excesiva y retiré un poco para mezclarlo sólo sutilmente consiguiendo equilibrio… Las lechugas y las frutas soltaban jugo y frescor en la boca. Aunque, he de confesar que se me fueron los ojos con los huevos rotos con patata que pidió mi vecino de mesa como primero.

De segundo: un filete de atún que pedí vuelta y velta y que era tan grande que parecía un chuletón. Como, me trajeron el pescado tal como lo pedía, casi crudo, los jugos de la carne se mezclaban con un guiso casero de tomates y cebollas pochadas que estaba perfecto!

De postre: crema catalana y helado de coco, las dos cosas inmaculadas pues nada combatía con el sabor del caramelo tostado de la primera y los aromas del segundo.

El precio 16 euros por cabeza, comiendo de primera. Os recomiendo Matilda con gusto y añoranza!

{ 12 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

moni julio 6, 2009 a las 8:43 am

Hola Lila, vivo hace tiempo en Sant Cugat, y tú que eres tan crítica con todos los resturantes me parece raro que califiques este restaurante como uno de los mejores de Sant Cugat siendo este bastante flojito, creo que aqui tenemos otros mejores como la piña de plata, Matsu o Volcano

Marta julio 6, 2009 a las 1:24 pm

Pues he pasado un montón de veces por la puerta pero nunca lo hemos probado. Gracias por la recomendación, el próximo día iremos más allá de la puerta!

Lila Ortega julio 6, 2009 a las 2:20 pm

hola Moni, gracias por tus comentarios!! tienes razón, sobre todo porque decir que es uno de los mejores cuando apenas comnozco dos es una exageración. Lo decía aunque corregiré enseguida porque en las guias habitualmente lo recomiendan mucho. Por ahora hago caso eficiente de tu comentario pero eso de que es flojito no lo comparto para nada. Un menú completo de 16 euros de esa calidad no es frecuente. Los puntos de coccion excelentes, las raciones adecuadas, la combinacion de ingredientes equilibrada y con bastante sentido … habrá que ir a los que me recomiendas!!! gracias, cuando los visite haré crónica en tu honor.

marc julio 6, 2009 a las 10:47 pm

Sï, yo también he pasado muchas veces por delante (creo que contigo Marta…), hemos ido alguna vez al que hay en la calle de atrás, de corte moderno y minimalista, aunque ahora no me acuerdo como se llama: dan un menú bastante elaborado los días lavorables, cuidan mucho los detalles, pero no sé si les va muy bien el negocio.
Este Matilda tiene muy buen aspecto. Como dice Marta, el próximo día entramos.

Si no te importa te añado a los links de mi blog, que es de música pero también tengo una sección de restaurantes y tal.

¡Saludos!

Lila Ortega julio 7, 2009 a las 9:39 am

Gracias Marc, voy a visitarte a tu página! y a Marta de nuevo gracias por vuestros comentarios!

Ana julio 7, 2009 a las 4:17 pm

Hola Lila, he aterrizado aquí por casualidad y me llevo una grata sorpresa…
Me gusta el contenido de tu espacio, hay mucha información interesante y no será la última vez que te visite… con tu permiso me voy a pasear un rato por tu dominio!!!

Saludos

Lila Ortega julio 7, 2009 a las 8:51 pm

Y yo me voy ya mismo para el tuyo! gracias por tus generosas palabras! ; )

Alhuerto julio 9, 2009 a las 5:58 pm

Buenos dias Lila.
Es un placer seguir viendo y leyendo tu gran gusto culinario.
Este es uno de los pocos que conozco de todos los que pones, que conozco in person claro.
Y es cierto que el menú que plantean es realmente suculento y bien trabajado, una relación calidad/precio que pocos restaurantes tienen.
Los hay mas kitsch en Sant Cugat, pero con otros precios claro.
Se que has estado en Badalona, mi pueblo, en el Palmira, un grandioso restaurante innovador, te recomiendo otro que supongo conocerás…. La Taula (Cuina Catalana), realmente interesante.

Besos.

margot julio 9, 2009 a las 9:46 pm

Querida Lila, que cerca estuviste de mi el otro dia…
Mecachis!!! ajaja.
Cada vez que cuentas un plato es como si lo tuviera delante.
Eres única narrando.
Besos de fresas. je je.
Margot

Lila Ortega julio 10, 2009 a las 8:49 am

Querido Alhuerto, gracias por tu recomendación! me lo apunto y espero, probarlo al regreso del verano…
Y Margot la de las dulces palabras, gracias por tus palabras y tus besitos aromáticos!

Tere Gallimó julio 29, 2009 a las 1:00 pm

Mi querida Lila,
La semana pasada hice una segunda visita a Matilda para reafirmarme en la crítica del día que lo visitamos juntas. En esta ocasión también pedimos el menú del día para verificar que no fue casualidad comer bien por 16€. Llegamos a las 13:15 y a esa hora la sala ya tenia varias mesas ocupadas, cuando salimos estaba casi lleno. Una vez acomodados, un camarero amable y eficiente nos ofreció la carta y dejó sobre la mesa unos panecillos recién horneados, tomates maduros, ajos y un buen aceite de oliva, también un platillo con un variado de aceitunas y encurtidos.
De primer plato disfruté con un gazpacho fresco, sabroso y muy cremoso. A continuación me sirvieron unas gambas langostineras a la plancha, en su punto de cocción, acompañadas de una ensalada, por supuesto que eran congeladas, pero por el precio del menú me parecieron un regalo ya que muchos restauradores escatiman en producto para abaratar costes. De postre tomé un coulant de corazón fluido. Por lo que pude comprobar, Matilda apuesta por la calidad para ofrecer a sus clientes un menú del día completo y variado a un precio más que razonable. En mi próxima visita comeré a la carta.

Un abrazo, Tere Gallimó

Lila Ortega julio 29, 2009 a las 1:39 pm

Qué maravilla!
La verdad es que coincido contigo en que la relación calidad precio es inmejorable! volveremos eh? después de un paseito por las montañas… con menos calor, claro jejeje
Gracias por tu visita!

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: