RESTAURANTE ASADOR EL FIGON DE MILAGROS

por Lila Ortega on enero 9, 2009 · 12 comentarios

figon-de-milagros-comerconlila

Avenida Machupichu, 85 (Madrid).
91 300 53 77. [M] Canillas.

Es poco frecuente que os hable de asadores, pero a veces es inevitable. La calidad se impone a pesar de que mis sentidos hambrientos de belleza busquen siempre cosas nuevas, locales de diseño y platos indescifrables con texturas y colores sorprendentes y desconocidos. En El Figón sabes lo que te vas a encontrar y a veces eso se agradece. El local es el típico asador, y al entrar te encuentras de lleno con el horno de leña que a mí me abre el apetito inmediatamente, y que me evoca las tardes de invierno en el campo, frente a la chimenea. El olor de la tierra, del heno, el cansancio exquisito después de una larga cabalgata… Las mesas rusticas con sillas a juego y poco más son el paisaje en el que comerás mucho y bien. El día de mi crónica era perfecto para estar allí. Llovía y hacía frío pero al entrar al salón el olor de la carne y la temperatura adecuada obraron un efecto mágico. Como de recuperación de una larga y lánguida enfermedad: el hambre de recuerdos. En las mesas grupos de chicos que parecían clientes asiduos en comida de trabajo y alguna que otra mesa mixta. Al recibir la carta me obsequiaron con el pan más exquisito que recuerdo en mucho tiempo. La miga abundante la corteza suave y raciones enormes con la blandura de tu almohada cuando llegas rendido después de un día de perros…Nos decidimos cómo no, por el menú degustación: morcilla de Burgos, con el arroz tostadito por fuera como los rice crispis y un sabor sutil y tan ligero que supe que no sufriría de los efectos indeseables que causan algunas morcillas muy contundentes… Acerté. También una bandeja de pimientos asados con lomos de bonito, con el toque único que da el horno de leña, y ese dulzor excelso y contrapunteado de un buen asado. Ensalada verde para neutralizar las grasas del MAS espectacular Lechazo Churro de Aranda que he comido en mucho tiempo. Como es un lechazo tierno de menos de 5 kilos, las carnes suaves y ligerísimas se adhieren a unos huesitos que dan ganas de limpiar… la piel tostada y crujiente es para echarse a temblar pues no puedes dejártela aunque tu sentido común te exija detenerte cuando ya estas satisfecho… Los jugos del asado aromáticos y balanceados te invitan a mojar la carne una y otra vez. Ahora que escribo la crónica, siento ganas de volver a por más. De postre, una manzana asada de las más típicas con su ramita de canela en el centro. Perfecto para una comida impecable. Horas después seguía recordando mi incursión por el Figón y lo mejor es que no sentí pesadez ninguna. El precio de este menú monumental: 36.50 euros€ más Iva. El vino de la casa que ofrecían con el menú, un Tarsus, crianza, Ribera del Duero que maridaba perfecto. Voy a probarlo de noche.

{ 12 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Su enero 9, 2009 a las 12:06 pm

Hola Lila, he pasado a leer tu ultimo post, tan apetecible como siempre y ya aprovecho para desearte lo mejor de lo mejor en este 2009

Un besote

Ivana enero 9, 2009 a las 8:28 pm

Jo!! hoy he comido de esas galletas sustitutivas y al leer tu post, literalmente se me ha llenado la boca de agua. Este tipo de restaurantes me gusta y sobretodo en Madrid y con nieve!!
Besitos

Lorentzo* enero 12, 2009 a las 2:20 pm

El otro día quise mandarte un mail para ver cómo te iba pero al final se me pasó. Me alegra volver a tener noticias tuyas!

Por cierto, me has dejado superintrigado. Necesito saber quién quiere estar en mi blog en febrero!!

Un beso linda!

Silviacas enero 13, 2009 a las 5:24 am

He venido a conocer tu página, y me ha entusiasmado. Así que voy a ser una de tus asiduas a pesar de que no cuento con mucho tiempo… Me parece un blog completísimo y deliciosamente exquisito en el más amplio sentido de la expresión, por el tema y el contenido.
Los domingos serán catados tus desayunos en tu honor partir de ahora,
Un beso Lila y felicidades!

Lila Ortega enero 13, 2009 a las 9:49 am

Muchas gracias!
Estoy encantada de teneros por aquí. Siento no haber estado más presente durante estos días, pero las fiestas y un problema con el servidor me mantuvieron alejada de vosotros! y jo, cómo os eché de menos.
Silvia muchas gracias por tus lindas palabras, estoy debiendo desayunos porque con la oscuridad de esots días nos los comíamos antes de hacer la foto jajaja
Un abrazo a todos

Illo febrero 7, 2009 a las 8:10 pm

Extraño…acabo de estar en este “Restaurante” y me ha parecido impresentable. No se lleven a engaño, lo de lechazo CHURRO supongo que se refiere a la probabilidad de tomar cordero decente en este lugar, y no a lo crujiente de la piel. También todas mis dudas en cuanto a lo de lechazo, pues parecía estar ya bastante bien criado. La morcilla supongo que en su momento, y bastante antes de ser servida, supongo que también estaría crujiente y probablemente hasta caliente. Buenas carta de vinos.

Lila Ortega febrero 8, 2009 a las 10:19 am

Increible! No entiendo que pudo pasarte porque estaba excelente el día que lo probé… ¿fuiste de noche? podrías ser eso? No. Supongo que los corderos no se crecen en pocas horas jajaja muy extraño. Yo cuando tengo antojo de comer mucho y bien, recuerdo este corderito asado, lleno de salsa. Supongo que tengo que volver para ver si la crisis está golpeando de tal modo, que los conceptos y la calidad hayan decaído tan vertiginosamente, pero no se… supongo también que hasta los mejores pueden tener un mal día… no lo justifico por supuesto! nada mas molesto que pagar casi 40 euros y comer mal. Pero sólo pregunto… Podría ser que el mal día lo tuvieras tu? es decir cuando hablas se te ve bastante enfadado(a) y no se… Las comillas en “restaurante” el No se lleven a engaño… te juro que me lo pregunto siempre, no es por ti yo creo que hay tal diferencia en lo que probé yo y lo que tu manifiestas que busco todas las explicaciones posibles jajaja lo más sensato es volver para evaluarlo y si es el caso sacarlo de mis recomendaciones… SI ALGUIEN MÁS HA COMIDO RECIENTEMENTE EN EL FIGÓN, POR FAVOR QUE NOS AYUDE A ACLARARNOS Y nos de su opinión aquí. Os lo agradecería mucho.

Illo febrero 17, 2009 a las 8:32 am

Hola Lila. Era Sábado mediodía y primera hora 14:15 14:30 (por lo que me extraño también lo de la morcilla). Efectivamente el mal día lo tuve yo pero después de haber pagado 40 € persona y no comer en condiciones. Creo que una piel blanda en un cordero (bueno mejor dicho dos) no es un tema en el que pueda entrar la subjetividad (si podría serlo el excesivo “sabor” a cordero).
Lo único que se me ocurre es un eventual problema con el horno, ante lo cual, yo espero sinceridad por parte del Restaurante y no que, tras las quejas sobre el primero, se te ofrezca traerte otro y llegue en las mismas condiciones.

Lila Ortega febrero 21, 2009 a las 12:20 pm

La semana entrante vuelvo!!!! y me hace una ilusión enorme a pesar de la polémica… os lo contaré!

Blondies abril 28, 2009 a las 6:55 pm

Hace poco que frecuento este blog, pero la verdad es que me ha encantado. Esas descripciones, esos detalles…parece que yo misma me encuentre deleitándome en esos restaurantes! Una pena que no viva cerca ni de Barcelona ni de Madrid, para comprobar por mí misma alguno de estos sitios.

En cuanto a este restaurante que decis, yo estuve en uno que debe de ser de los mismos dueños o algo: se llama “El lagar de Milagro” y se encuentra en la autovía a la altura de Aranda del Duero. Paro allí a comer todos los años cuando vuelvo de vacaciones, y digo que será de los mismos dueños porque, por lo poco que se ve de la mesa (el diseño de los menús, la decoración de los platos, hasta el pan!) es clavadito. A lo que iba, que ya llevo unos cuantos años parando y la verdad es que de la comida no tengo nigún tipo de queja. Alguna vez nos ha tocado esperar cola para comer (y los últimos años ni eso; hemos tenido suerte jeje) pero nada mas: la comida magnífica y el servicio muy agradable.

Así que no sé si será cuestion del día o que de un restaurante a otro cambia mucho la cosa aunque sean de la misma “cadena” hostelera, pero desde luego al que he ido yo no se le puede achacar ninguna queja en cuanto a comida…

Un beso y sigue con estas crónicas tan apetecibles!
U*

MARIA INFANTES mayo 9, 2011 a las 1:04 pm

Estoy intentando reservar y el teléfono del restuarantes ( 91 – 300 53 77 no existe.
¿Hay alguna manera de contactar con el restuarante?

Gracias
María Infantes

Herminia enero 10, 2012 a las 2:17 pm

Necesito un teléfono para saber directamente vuestras especialidades y escoger el día que yo pueda elegir para degustarlas . gracias

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: