RESTAURANTE LA BROCHE

por Lila Ortega on noviembre 5, 2008 · 8 comentarios

Ciudad: Madrid
Dirección: C/ Miguel Ángel, 29.
Teléfono: 91 399 34 37.
Precio: 70 euros menú ejecutivo a medio día y de 120 a 140€ carta o menú degustación.

Fui a La Broche con expectativas altas. Un restaurante con dos estrellas Michelín, un chef muchas veces premiado y representante español en el Bocuse D’Or de este año, que ha sido jefe de cocina de la casa desde 1998 y que ahora sin “el famoso chef mediático”, tendría que apañarse solo, instigaban mi curiosidad. Al entrar me encontré con su espacio blanquísimo y diáfano, en el que la luz, como en una coreografía, contrastaba con los camareros de impecable negro. La plata de cubiertos y vajilla hablaban del lujo sin ostentar. Me impactó la ausencia de sonidos. Era como entrar a una liturgia destinada a la cocina. En las mesas, ejecutivos que no se hacían notar y que parecía estar trabajando. Picamos helado de mojito; chips de flor de loto (bellos como los cristales de nieve); Rollito de cecina con manzana de sabor ahumado y dulce a la vez, y mini pastelitos de jamón y queso suaves como el primer pan caliente del día. Además chapata en mullidas tajadas, mantequilla de color dorado y panecillos que casi me estropean la comida. Soy hedonista. Pedimos el menú degustación. De aperitivos: bocado de melón a la plancha, gazpacho esferificado y polvo de aceite de oliva. Fresco y sencillo. Después, ensalada de (1) mejillón con hinojo. Un bocado leve, sensual, con el perfume del bulbo en primer término y el salitre del molusco al fondo. Siguió una cupulita de caramelo de lavanda sobre cubo de patata y sobrasada con helado de cabrales. Juego de sabores perfumados, dulces, intensos, curados y profundos… como un amor esquivo con el que no sabes a qué atenerte. De primeros: gazpacho con guarnición de cinco tenedores: tuétano de tomate, trocito de pepino ¿salteado?, helado de pimiento rojo, cebollita tierna entera y picatoste con aceite de albahaca. Además de la puesta en escena (lo mínimo en un local de alta cocina) el plato destacaba por la baja acidez. Pero claro, el gazpacho difícilmente es mejorable… quiero decir es un plato que tienes en el refrigerador durante todo el verano, que preparas desde que aprendes los primeros rudimentos de cocina, y encontrarse con un gazpacho en un restaurante de esta talla es un poco decepcionante. NO quiero gazpacho en La Broche! También tartaleta de albaricoques: en fina capa de hojaldre caramelizado por la fruta, con dos langostinos de Sanlucar regados por bisque de marisco (espumoso y ligero) y tan exquisito que casi habría comido ese plato de primero, segundo y postre. Los sabores se integraban perfectamente sin dejar de ser reconocibles. Seguimos con risotto, suave y cremoso, sin estridencias, con los granos al dente y bien domados con trufa, suave, de verano. Delicioso. Por último: taco de carne de vaca (lomo alto) en su punto, con fondo espeso de carne y cuatro texturas de patata. que me pareció poco especial, rica, si, y que evocó la deliciosa carne del cocido (al día siguiente) pero que aunque sabrosa, es un plato demasiado familiar para un restaurante con dos estrellas Michelin en el que esperas cosas menos accesibles… De pre-postre: helado de queso San Simón, suave y levemente ahumado, sin azúcar y toque de arrope que le daba un punto dulce a distancia. Después sandía, con su helado, roca de cardamomo (nada intenso) y espuma de rosas: colores llamativos y gusto de rosas afrutadas. pero poco apasionante. Por último: “La muerte por el chocolate”: brownie (más un bizcocho esponjoso) con helado de chocolate, cremoso y pañuelo de algarroba con textura de caramelo. Sabroso. El precio: 120€ por cabeza y expectativas satisfechas al 75%, pues esperaba algo más de autor, más elaborado. Aunque va a por la excelencia pues el chef es cuidadoso y detallista, falta un pelín más de riesgo y de soltura. Es lo que tiene llevar a cuestas tanto prestigio.

{ 7 comentarios… léelos a continuación o añadir uno }

Daniel noviembre 6, 2008 a las 10:48 am

¡Qué envidia, qué ganas tengo de volver a La Broche!

En mi última visita todavía capitaneaba el gran Sergi Arola y salí encantado (todavía recuerdo un excelso huevo con sardina…). Hace tiempo que tengo curiosidad por ver la evolución del local con Angel Palacios, aunque por lo que comentas, no le está yendo nada mal. Habrá que ver cómo lleva la presión de las estrellas y, si pierde alguna este año, cómo lo encaja.

En fin, enhorabuena por tu magnífico blog. Que sepas que me sirve de inspiración en mi modesta nueva aventura de Estocomo, que espero que algún día se acerque a Comer Con Lilo.

Un saludo y nos vemos por los blogs !!

Daniel noviembre 6, 2008 a las 10:50 am

Vaya, veo que he escrito Lilo !!! Discúlpame, veo demasiadas películas de Disney !!!

Lila Ortega noviembre 6, 2008 a las 1:10 pm

Querido Daniel, qué descubrimiento tu blog! me ha encantado la limpieza de la plantilla y las críticas delos restaurantes… gracias por tu visita nos veremos en nuestros respectivos blogs!!!

m* noviembre 7, 2008 a las 12:22 am

Muchas gracias! La verdad es que ya estoy deseando tenerlo aquí conmigo! Tu hijo ya está muy crecido?

Un beso

herraizj abril 16, 2009 a las 12:17 pm

Hola Lila!
So asidua de este blog desde hace poco.
Hablando de estrellas Michelín, para quien le guste la la gastronomía, he encontrado un libro sobre tendencias que regala BMW. Hay dos entrevistas interesantes a Anne-Sophie Pic, chef francesa y Juan Amador chef experimental español, ambos con 3 estrellas Michelín.
Lo mejor es que es totalmente gratis. Rellenas tus datos en una página web http://www.modern-spirits.es y a los 10.000 primeros se lo envían gratis a casa. Tiene muy buena pinta

Salu2

Lila Ortega abril 16, 2009 a las 3:00 pm

Hola Ximena, gracias!!! creo que muchos de nuestros visitantes, además de mi jejeje se apuntarán a ese envio que delicia de comentario!
un abrazo

herraizj abril 16, 2009 a las 3:42 pm

De nada! :):)

Escribir un Comentario

{ 1 trackback }

Post anterior:

Post siguiente: