KLEIN

por Lila Ortega on Diciembre 3, 2007 · 1 comentario

Ciudad: Barcelona
Dirección: Pl. Llevant (Avda. Diagonal esquina Rambla Prim 24)
Teléfono: 93 356 30 88
Precio medio: el menú degustación 55€ + 7% IVA. Carta, 60€ sin vino.
Primera impresión: El original diseño de Herzog y De Meurón, atrae y epata sin enamorar, pero la cocina de Agustí Comabella, y el impecable servicio de sala, consiguen dotar de alma a la postal vanguardista.

-Está lejísimos- me espetó mi amigo cuando lo cité en Klein. Apelé a todos mis encantos y conseguí que viniera a pesar de sus reticencias frente al Forum. Valió la pena. Al llegar, la visión del edificio, ese cubo azul que parece el juguete olvidado de un bebé gigante, me conmovió de modo extraño: la zona estaba desolada y la tarde oscura. Al entrar a la sala esas sensaciones colonizaron mi ánimo. La decoración cuidada con contrastes imposibles es impecable pero fría: suelos y muros de cerámica oscura, zócalos irregulares de plata repujada, lámparas como fresas llenas de bombillas transparentes, espacios interiores curvos y asimétricos y ventanales sorprendentes que nos ponen el mar de golpe ante los ojos… Nos guió un experto anfitrión que fue como un rayo de sol de invierno. Ya en la mesa, la carta hizo promesas cálidas. De aperitivo: gominola de tomate y sorbete de aceituna negra que me resultó interesante aunque un poco dulce. Habría estado perfecta sin la escarcha de azúcar. De primeros, ensalada de pulpo, manzana, tuétano de tomate, pensamientos y brotes tiernos.Un plato hermoso y divertido lleno de contrapuntos de sabores y texturas. El pulpo, ligero, aparecía y se marchaba como una ola entre los demás ingredientes. Mientras comíamos con buen ánimo,

Por: Lila Ortega

un par de comensales extranjeros hacían fotos desde su mesa. Comprensible. Continuamos con un exquisito mar y montaña: cigalita tierna y jugosa sobre un nido de setas variadas en un sofrito que me recordó los sabores más perdurables de mi infancia… La profundidad húmeda de las setas emparejada con el toque brillante del tomate y la seducción de unas hebras de azafrán. Impecable. Para continuar en la línea de esta cocina profunda, cálida y equilibrada, un exquisito suquet de rape con chocolate y almejas que destacaba por su potencia, pues perduraba en la boca mucho tiempo sin agredir. El pescado en su punto con la firmeza saludable del mejor rape. Para cerrar, perdiz con espinacas y brie para mi amigo. Yo, gracias a la amabilidad del chef, la reemplace por un arroz con bacalao y tripa. Infaltable. El grano muy grande, firme e hidratado acompañado de cebollino con pequeños cubos de calabaza y pescado en su punto, me llevó directamente a un lugar soleado y cálido de mi memoria, compitiendo de nuevo con la frialdad del local. De pre postre: espuma de chocolate blanco con ácido cítrico, en granos grandes que importunaban al chocolate con su sabor químico. En cambio, el postre de verdad aprobó con nota: sorbete de mojito con bizcocho de yogurt, gajos de cítricos y maraña de caramelo. Un cierre alegre y fresco para una comida espectacular. La cuenta: 60€ por cabeza. Al despedirnos mi amigo dijo casi en un susurro -Al fin y al cabo, el Forum no está tan lejos-

Por: Lila Ortega

{ 1 comentario… leelo a continuación oañadir uno }

Tiriti Diciembre 24, 2007 a las 1:53 pm

Aun falta para que el Fòrum se integre en Barcelona, parece una zona desangelada y sin vida. Tomaremos nota para una visita.
Feliz Navidad y próspero año nuevo.
Peace and good will to all! Y todos los tópicos de estas fechas.

Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: