SUMMA

por Lila Ortega on enero 31, 2006 · 1 comentario

Ciudad: Madrid.
Dirección: Profesor Waksman, 5.
Teléfono: 91 457 32 27.
Cocina: Japonesa y mediterránea.
Precio Medio: 35€.

Aquí, puedes comer japonés aunque seas un “no iniciado” y sobre todo, no tendrás que disculparte por ello. Hay platos de inspiración mediterránea y versiones bastante heterodoxas de los tradicionales platos de la cocina nipona. Come el magnífico Spider roll: cangrejo tempurizado, con espárrago y arroz recubierto con piel de pepino, servido con salsa de anguila. Y sin duda el roll vegetariano: Espinacas maceradas en aceite de sésamo, piñones tostados y arroz. La verdad, pide cualquier cosa, pues aquí todo está de relamerse. De postre: espuma de coco con fruta de la pasión y coulis de fresa. Redondo. Lo increíble es que después de comer mucho y probar cosas intensas te sentirás ligero como un pájaro. ¿Que más se puede pedir?

Tengo una amiga que se muere con la comida, es de esas chicas con la capacidad de ingesta de un camionero y un cuerpazo de Naomi Cambell, asidua, además, de los restaurantes regionales, las fabadas, los cocidos y potajes. Os imaginaréis su reacción cuando la invite a comer a summa. “Japonés solo por las noches, que trato de no cenar” me dijo entre escéptica y aburrida. Prometí que si terminaba con hambre pagaría yo las dos próximas salidas. Dijo que por supuesto, contando con su apetito. Llegamos a Summa (con reserva) para comer en la barra: “All you can eat” mi amiga, se entusiasmó con el verde reposado del local que a mí me pareció un poco frío, con sus sillas de líneas simples, mínimos decorados y suelos claros. En la barra a nuestro lado, un pelirrojo cabezón parloteaba simpático y con pluma con quien parecía una amiga de la infancia. Más allá una madre de sesenta, muy buen puestos, con su hija de cuarenta en una estampa de reconciliación generacional, y dos parejas, ellos de corbata, ellas formales y modernas completaban la barra. Lo primero que comí fue un tataki de atún sobre arroz blanco: muy bien marinado y fresco. Exquisito. Después roll tempurizado con palito de cangrejo, atún y aguacate, buenísimo sobre su salsa medio picante; tiradito de mero con vinagreta de miel, intenso; roll de arroz, espárragos y queso filadelfia, una delicia, y varios platos de makis, gyosas de ternera con su deliciosa salsa de mostaza, salmón marinado con miel y mostaza, roll de espinacas, y piñones, sushi de salmón y de gamba, roll de arroz cubierto de huevas de pescado… mi amiga no se detuvo un instante, pensé que iba a perder pero cayó antes de lanzarse por un plato de makis. Gane la apuesta y mis próximas crónicas las pagará mi amiga, la Naomi de apetito devorador y cintura de avispa que de seguro competirá contigo en la barra de summa. será parte del mobiliario, la reconoceréis. ¿Quién no quiere darse un atracón sin ganarse mil kilos de calorías? La cuenta: 22€ por persona (sin vino).

Escribir un Comentario

{ 1 trackback }

Post anterior:

Post siguiente: