RESTAURANTE L’OUCOMBALLA

por Lila Ortega on Noviembre 17, 2005 · 0 comentarios

Ciudad: Barcelona.
Dirección: Banys vells, 20.
Teléfono: 93 310 53 78.
Precio medio: 30€.

Romántico. Éste es el lugar ideal para celebrar una cena íntima de altísima calidad. La cocina impecable con platos originales y divertidos de toda la zona del mediterráneo oriental. Tienen una ensalada de cangrejo, pomelo y mango que está deliciosa. La pastela de Fez con pollo capón (ese pastel de hojaldre con higos y pasas) es increíble. La atencíon también merece mención.

La noche lluviosa nos llevó a las carreras por las callejuelas de la Rivera. Mis dos amigos y yo respirábamos ciudad. Llegamos a una pequeña cueva de techos bajos, muros de piedra, muebles de anticuario, velas y flores, y nos sentimos en la tierra prometida… Que calidez. La sonrisa amable de nuestros anfitriones nos hizo sentir en casa. Muros color teja, enormes platos de bronce, y luces amarillas le dan un toque de tiempo detenido, plagado de historias y secretos. Al mismo tiempo comenzaron a llegar otros comensales: parejas en actitud romántica, grupos de amigos en los treinta vestidos de forma informal y cuidada y dos chicas guapas que parecían celebrar algo muy personal. La música de selección impecable hacía el entorno más interesante (si cabe). Revisamos la carta, muy tentadora, con platos del mediterráneo oriental principalmente, pero aderezada con elementos de otras latitudes. ¡Que difícil decidir! Cuando estábamos a punto de resolver el dilema, el guapo camarero enredó la madeja. “Fuera de carta hay cuatro platos que tienen un ingrediente en común: el chocolate”: garbanzos, sepia, ciervo y rape. Elegimos los garbanzos, untuosos y suaves pero consistentes en salsa de chocolate, un placer indescriptible que quisimos compartir y celebramos los tres entre exclamaciones de sorpresa. También: humus y mousse de berenjenas con un punto ahumado y textura perfecta, y ensalada de colores con cangrejo, pomelo y mango: verdes crujientes, vinagreta muy bien ligada, cangrejo de excelente calidad (muy sabroso), salsa de yogur a un lado y al otro una bola de helado de mango, intenso y cremoso, que combinaba perfectamente con los demás ingredientes… Exquisito. De segundos: foie tierno, salteado sobre manzana caramelizada y pedro Jiménez, que estaba delicioso aunque la manzana muy dulce arruinaba un poco el contraste, lo arreglé salpimentando un pelín el foie. Timbal de queso de cabra sobre endibia caramelizada: hojaldre crujiente, queso suave: mezcla deliciosa. Por último pastela de Fez con pollo capón, ese tradicional pastel de pollo, nueces y dátiles que estaba muy bien logrado. Todos encantados con nuestro platos. Para cerrar con broche de oro: frambuesas flambeadas con helado de biscuit, que tuvimos que compartir. Acompañamos con copita de vino elección de la casa. La cuenta 26€ por persona. Un regalo si miramos todo el placer que nos brindaron.


Escribir un Comentario

Post anterior:

Post siguiente: